Tractores y cosechadoras, un parque camino a la obsolescencia

La mayoría de las unidades supera los 15 años de antigüedad. Cómo es la edad por potencia y dónde están los equipos más jóvenes

 

Por Alejandro Rollán

La incorporación de tecnología es lo que le ha permitido a la actividad agropecuaria mejorar los indicadores productivos y económicos en los últimos 20 años, a partir de la inversión realizada por productores y contratistas.

Sin embargo, a nivel de maquinaria agrícola el camino a recorrer sigue siendo aún empinado y eso queda reflejado en la antigüedad que exhibe su parque de unidades.

Según la cifras finales del Censo Nacional Agropecuario 2018 (CNA 2018), la mitad de los tractores y cosechadoras que trabajan en el país tienen más de 15 años.

Cosechadoras

En el caso de las cosechadoras, sobre un total de 22.802 equipos relevados por el censo, 10.520 unidades (46% del total) presentaban al momento del relevamiento más de 15 años de uso.

Si a esa cifra se agregan otras 5.646 unidades con una antigüedad de 10/14 años, el porcentaje de equipos se extiende al 70% del parque.

Por contrapartida, sólo 2.792 cosechadoras tenían al momento de la realización del CNA 2018 hasta cuatro años uso, poco más del 10% del total.

En el caso de las cosechadoras, sobre un total de 22.802 equipos relevados por el censo, 10.520 unidades (46% del total) presentaban al momento del relevamiento más de 15 años de uso

En cuanto a la potencia, los datos nacionales muestran que al momento de la realización del censo había en los establecimientos argentinos 4.609 cosechadoras Clase III (hasta 150 CV), 3.911 unidades Clase IV (hasta 180 CV) y 5.491 unidades Clase V (hasta 250 CV).

Se trata de modelos que las fábricas ya prácticamente no ofrecen en el mercado local y que, en la mayoría de los casos relevados por la encuesta nacional corresponden a unidades con más de 15 años de uso.

Por contrapartida, en los rangos de potencia de Clase VI o superior (más de 251 CV), el censo relevó 7.408 unidades, de las cuales 2.002 (27%), presentaban hasta cuatro años de antigüedad, lo que marca una incipiente tendencia hacia la renovación del parque mediante la incorporación de este segmento de equipos.

Tractores

Si bien el parque de cosechadoras exhibe atraso en su renovación (desde 2018 las ventas al mercado doméstico han sido por debajo del promedio histórico de 1.200 unidades), el dato es más alarmante entre los tractores.

El CNA 2018 relevó en este rubro la existencia de 194.145 unidades operando en los campos del país, de los cuales 141.647 equipos (73% del total) correspondían a equipos con más de 15 años de vida.

La diferencia con el resto de los segmentos “etarios” es marcada: Hasta 4 años, 15.871 unidades (8,2%); de 5/9 años, 15.564 unidades (8,0%); y de 10/14 años, 18.658 unidades (9,6%).

Si bien el parque de cosechadoras exhibe atraso en su renovación (desde 2018 las ventas al mercado doméstico han sido por debajo del promedio histórico de 1.200 unidades), el dato es más alarmante entre los tractores

Si se relaciona la antigüedad del parque con el rango de potencia, los mayores niveles de obsolescencia se observan en el segmento de Baja Potencia.

Por caso, entre los tractores de menos de 100 CV se relevaron 119.467 unidades (61% del total), de los cuales un 85,3% presentaba más de 15 años de uso.

En la gama Media Alta, de 141/200 CV, se censaron 27.622 unidades (14,2% del total), de las cuales 41% sumaba más de 15 años.

El segmento más “joven”, en tanto, se da a partir de los 201 CV, con 10.926 tractores relevados (5,6% del total) y 4.498 unidades con hasta cuatro años de uso (41% del segmento).

(maquinac.com)