Un año dulce para los apicultores de la zona

Con la miel en un precio estabilizado alrededor de los 290 pesos el kilo y tras una muy buen cosecha, los apicultores de la zona van a encarar el próximo ciclo con las mejores expectativas. Con viento de cola, la actividad va sumando productores

 

Como hacía mucho tiempo no ocurría, los apicultores de la zona van a encarar la próxima campaña con muy buenas expectativas. El optimismo está sostenido en lo que ocurrió en la última cosecha, en la que se dieron los dos factores para que el resultado se excelente: la recolección de miel arrojó muy buenos rindes y el precio del producto se ha mantenido estable alrededor de los 290 pesos el kilo, luego de tener picos de 315 durante la zafra.

“En esta zona en particular, la última cosecha ha sido muy buena, con promedios de 40 kilos para arriba. Y además acompañaron los buenos precios. El resultado fue excelente, hace rato que no se daba producción y valor”, resumió Omar Barnetche, presidente de la Cooperativa Apícola Los Arroyos.

Omar Barnetche, presidente de la Cooperativa Apícola Los Arroyos

El precio hoy de la miel varía entre 290 y 295 pesos el kilo, cuando arrancó la temporada a fines de febrero y durante las primeras semanas de marzo estuvo en 300, 310 y tuvo un pico de 315 pesos. “El mercado está muy activo, hay muchos interesados y han seguido llegando propuestas. A pesar de la pandemia y de la crisis hay países que buscan la miel argentina por la calidad que tiene, ya que la usan como mejoradora de la que producen ellos”, explicó.

La combinación de precios y producción funcionó como un nuevo impulso a una actividad que había mostrado signos de recuperación en las últimas temporadas. “Es muy interesante lo que se está dando, se han ido sumando muchos productores nuevos. Son jóvenes, gente nueva, con ganas de producir, y en realidad eso es independiente de los valores que se dieron”, contó el apicultor, que asesora grupos de Cambio Rural del INTA a los que justamente se van sumando caras nuevas.

En general, se trata de emprendedores que están buscando una alternativa de ingresos, que se dedican a la actividad part time, y tienen otro trabajo. “Ahora hay un interés por la apicultura, hubo otros años en que muchos productores dejaron la actividad”, aseguró.

Haciendo un análisis general y basándose en su experiencia como asesor, Barnetche indica que el costo directo de producción por colmena ronda los 15 kilos, sin tener en cuenta amortizaciones. “En la zona habitualmente el promedio está cerca de los 35 kilos, pero este año llegó a 40, por eso fue muy bueno con estos precios de la miel. Sería fundamental que se mantenga en el tiempo”.

En la zona hay muchos que son pequeños apicultores, que tienen entre 40 o 50 hasta 200 colmenas, número que pueden atender solos o con un ayudante. También hay productores más grandes, de 1.000 colmenas o más, “ahí son otros números, porque tenés más capital, más mano de obra, pero hoy el número sigue dando”.

El resultado de la cosecha fue excelente, hace rato que no se daba producción y valor”, resumió Barnetche