Rústicos abre las tranqueras de su cocina

Los días 23 y 24 de agosto realizará el segundo Día de Campo como antesala del remate que realizará en septiembre. La propuesta es visitar los establecimientos de las familias Podlesker, Lebeck y Vizzolini para mostrar que con modelos de producción eficientes las vacas pueden habitar suelos agrícolas

 

El objetivo es mostrar a campo la esencia de Rústicos: con modelos eficientes de producción se puede hacer ganadería en suelos agrícolas.

De eso se trata la propuesta planteada para el lunes 23 y el martes 24 de agosto, la doble jornada que conformará el segundo Día de Campo de Rústicos e incluirá la visita a los establecimientos de las familias Podlesker, Lebeck y Vizzolini. El encuentro, además, permitirá ver parte de la hacienda que participará del próximo remate del colectivo liderado por Sergio Amuchategui, el martes 7 de septiembre televisado por Canal Rural y con el martillo de Roberto Mondino.

“Apuntamos a mostrar cuál es la idea de todos los criadores de la región que conforman Rústicos, qué tipo de animal se busca producir y cuál es el modelo de producción. Los invitamos a que vengan a ver la cocina de Rústicos, ese es el concepto”, explica Amuchategui para darle un marco general a la doble jornada, que será el segundo encuentro a campo de esta organización ganadera luego del evento llevado a cabo en marzo en la Estancia Malele, ubicada en Dolores y perteneciente a Arandú.

El menú

Según el programa establecido hasta el momento -el definitivo se confirmará en unos días-, está previsto que la actividad comience el lunes 23 a las 9 horas en un punto de encuentro a definir, para concurrir al establecimiento Santa Mónica de la familia Podlesker y ubicado en Cascallares. “Ahí se podrán observar los rodeos de vientres Angus, las futuras madres, entre 900 y 1000 vaquillonas. Y si hay tiempo, se mostrarán los lotes de vacas paridas y preñadas también. La idea es que Juan García vaya explicando cómo trabaja la familia y el programa genético que está implementando”, describe Sergio.

La excursión productiva continúa en la estancia Tres Montes de los Lebeck, donde primero se realizará un almuerzo y luego se llevará a cabo la recorrida. “Es un campo grande con lo cual ahí estaremos toda la tarde. Se podrán observar los rodeos de cría, con las recrías, con las vaquillonas de producción. Lo interesante es que podrán ver el planteo completo que los Lebeck llevan adelante”.

Para la noche está prevista una cena de camaradería en el predio de la Sociedad Rural.

En lo que respecta al martes, la actividad comenzaría alrededor de las 10 en el campo El Cholo, en San Cayetano, donde Arandú tiene su cabaña. “Es mucho lo que tenemos para ver ahí: los toros y las hembras de pedigree, y los toros puros controlados. La recorrida seguramente terminará después del mediodía”, indica.

El martes la actividad se centrará en el establecimiento El Cholo, donde funciona la cabaña de Arandú, y se podrán observar los toros PP y PC y los vientres PP

Según el horario en que finalice la actividad en Arandú, está la posibilidad que se sume una visita a la cabaña Don Abraham de Karen Groenenberg en cercanías de Claromecó. “Eso lo resolveremos sobre la fecha. Si no, la idea sería finalizar con un almuerzo en Tres Arroyos en la que mostraremos videos de la hacienda de las otras cabañas que participarán en el remate”.

Jornada personalizada

El día de campo está pensado desdoblado para que los interesados en participar decidan si quieren decir presente en la doble jornada o elegir uno de los dos días. “Puede ser que alguien quiera ver nada más que los vientres y no necesita quedarse hasta el martes. O al revés”, cuenta Amuchategui.

Luego de aclarar que se respetará el protocolo sanitario que el momento que se vive exige, el mentor de Rústicos explica que la intención es ir rotando los encuentros por las distintas cabañas y criadores que forman parte del colectivo ganadero. “Por una cuestión de distancias, no es posible visitar más establecimientos por vez. Así que la idea es ir recorriendo el resto en otras oportunidades”, explica.

Se puede

Volviendo a la esencia de las recorridas, la intención es mostrar en vivo y en directo el mensaje que los integrantes de Rústicos expresan cada vez que pueden. “La idea es ver planteos ganaderos en campos agrícolas. Dejando en claro que con eficiencia, inversión en genética y trabajo la vaca no es enemiga de los granos sino que puede convivir tranquilamente”, indica.

“Aspiramos a que el que venga al encuentro se vaya convencido de que en un campo agrícola la ganadería bien hecha es competitiva. Podlesker es un caso testigo: tiene 1.000 vaquillonas en Cascallares. Y lo mismo pasa con Lebeck. Son dos familias muy representativas de Tres Arroyos, con excelentes planteos ganaderos en suelos muy aptos para la agricultura”, dice Amuchategui.

“Aspiramos a que el que venga al encuentro se vaya convencido de que en un campo agrícola la ganadería bien hecha es competitiva”, dice Amuchategui

“Y no se trata de competir, de que sea una actividad o la otra. Haciendo una buena ganadería se logra ensamblar las dos y tener buena rentabilidad con los granos y las vacas”, agrega.

En definitiva, ese concepto fue el que impulsó la creación de Rústicos. “En esta zona el productor está obligado a hacer una ganadería eficiente, con valor agregado, para poder estar a la altura de los números de la agricultura. Y eso es lo que hacen estos criadores”.

El otro objetivo de la doble jornada es que sea un evento federal, tal lo son los remates de Rústicos. “Esperamos que vengan los representantes de Alfredo S. Mondino de La Pampa, de Mendoza, de San Luis, de Córdoba, de Santa Fe a ver cómo se produce acá en Tres Arroyos. Porque de estos campos salen los vientres y los toros que son tan solicitados por los productores de esas provincias y que funcionan tan bien en zonas más marginales. Les queremos mostrar nuestra cocina”, invita Amuchategui antes de despedirse.