Los Shorthorn de Plaul se afirmaron con el trabajo de los Arzoz

La cabaña Los Toritos realizó su segunda venta anual logrando precios satisfactorios. Los consignatarios tresarroyense supieron aportar la clientela para parecer locales en Salliqueló

 

“Esto es el campo señores”, fueron las palabras del martillero Ricardo Arzoz a poco minutos del comienzo el segundo remate de Los Toritos, la cabaña de la familia Plaul, en una desapacible jornada, en cercanías de la localidad de Salliqueló, en el noroeste del sudoeste bonaerense, zona hoy complicada por el clima, pero acostumbrada a dar pelea, algo que con los Shorthorn, estos pujantes criadores han sabido sobrellevar.

“Estamos pasando momentos difíciles, hemos podido organizar nuestro segundo remate, hemos hecho un esfuerzo muy grande para juntar este número para la raza, pero lo hacemos con mucho gusto. A pesar de los vaivenes de la ganadería y los gobiernos hemos podido seguir haciéndolo”, se entusiasmó Norberto Plaul en la previa a las ventas.

Minutos antes, Fabián García de la Asociación de la raza le entregaba un reconocimiento y le agradecía a la cabaña Don Cano, la otra participante de la subasta.

Un acostumbrado martillo que da pelea, supo sobrellevar el frío tal vez del primer corral, para ir aumentando el ritmo, las ventas y la federalización de este remate que vio criadores de Santa Fe, Chaco y Neuquén, más allá de los bonaerenses presentes. Así fueron dando vida con sus elecciones, con sus ofertas, a cada uno de los corrales de esta raza que supo ser la más fuerte en nuestro territorio.

Hubo lugar para la torada, para las vaquillonas cruza con Angus de la raza mostrando sus productos al pie, para cerrar una buena tarde de ventas, donde los presentes, fueron acompañados por el streaming de rural.com.ar.

“La verdad es que estamos muy satisfechos con Tomás, sacamos un muy lindo remate de una raza que tiene la vidriera de Angus o Hereford, pero que es una garantía de productividad cuando pasan por las manos de la familia Plaul”, aseguró Ricardo Arzoz tras la subasta. Fue una buena tarde para los consignatarios tresarroyenses que supieron aportar la clientela, fiel como pocas evidentemente, para parecer locales en Salliqueló.

Estos fueron los valores:

Una vez finalizada la subasta se colocó un toro PP en 310 mil pesos

* Informe CAMPO total e Infosudoeste