Amplio rechazo del campo al proyecto modificatorio del INTA

Con el paso de las horas se fueron sumando las críticas de las entidades del sector a la iniciativa de reemplazar académicos, profesionales y productores por funcionarios en la conducción del instituto

 

El campo se puso en alerta ante lo que entiende como un peligroso avance sobre la capacidad del INTA de seguir siendo un referente en materia de investigación y de desarrollo de programas para la evolución de la producción nacional.

“La Sociedad Rural de Tres Arroyos ve con preocupación el avance político sobre la modificación de la estructura y funcionamiento del INTA y rechaza de plano el intento de desplazar a la representación de la producción de la conducción  del organismo”, manifestó Sebastián Tubía, vicepresidente de la entidad y delegado en el CeRBAS (Centro Regional Buenos Aires Sur del INTA).

“La Asociación de Ganaderos y Agricultores de Bahía Blanca (AGA) manifiesta su categórico rechazo al Proyecto de Ley que tiene como fin modificar el Consejo Directivo del I.N.T.A., desplazando de la participación activa y toma de decisión a productores, académicos y profesionales del sector”, indicó en un comunicado de prensa la entidad bahiense.

Estas voces se suman a las expresiones públicas expresadas ayer por la Mesa de Enlace y por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

La reacción de las entidades del sector es la respuesta al proyecto presentado por dos legisladoras del Frente de Todos (Mabel Caparros y Alcira Figueroa), que busca modificar la composición actual del Consejo Directivo. Este es el órgano máximo de conducción y está integrado por representantes del sector público y privado, que a los ojos del campo, garantiza una activa participación de los productores y profesionales en la fijación de las políticas públicas de investigación, desarrollo y extensionismo sectorial.

“El cambio propuesto eliminaría el equilibrio representativo que caracteriza al INTA, el que, con destacable prestigio nacional e internacional, ha aportado estratégicamente a la competitividad del sistema productivo argentino durante toda su trayectoria”, planteó la AGA.

Además, la entidad bahiense expresó su preocupación “ante la instauración de propuestas de notable carga ideológica en detrimento de políticas públicas serias de investigación”.

En tanto, Sebastián Tubía destacó que desde su creación, “el INTA ha realizado una tarea fundamental en el desarrollo tecnológico del sector en toda la extensión territorial del país, y nuestra entidad junto a Carbap siempre han sido partícipes de los distintos Consejo Consultivos en las distintas regionales tanto de Buenos Aires, aportando su conocimiento y experiencia práctica en cada zona”.

Y desde la Rural local y Carbap se lanzó un pedido a los legisladores nacionales: “Que veten este intento de avasallar al INTA, imposibilitando que se vulneren los derechos adquiridos de las entidades representantes de los productores agropecuarios, denunciando el hecho y poner en conocimiento de la opinión pública”.