Pavimento Tres Arroyos ya está en marcha

 

Desde el 1° de septiembre trabaja bajo esa denominación la nueva empresa hormigonera surgida del convenio firmado entre la Cooperativa Alfa y el Consorcio Pavimentador. Se apunta a captar obras del sector agropecuario. El contrato es por dos años, si los resultados son positivos se realizaría la fusión definitiva

 

Tras finalizar con los distintos trámites y las gestiones, se llevó a cabo la puesta en funcionamiento formalmente de Pavimento Tres Arroyos, la hormigonera gestada a partir de la alianza entre la Cooperativa Rural Alfa y el Consorcio Pavimentador. Desde el 1° de septiembre la firma ya trabaja en distintas obras particulares y comenzó la promoción para abocarse a cumplir con el objetivo de convertirse en una alternativa para realizar trabajos en el sector agropecuario.

“Veníamos gestionando para poder empezar a trabajar juntos, hemos terminado con toda la papelería, con las habilitaciones y con la inscripción de la nueva empresa. Y arrancamos con el inicio del mes a trabajar con el nuevo nombre. Estamos ofreciendo un servicio de venta de hormigón a particulares aquí en la ciudad, pero fundamentalmente apuntamos a lo que es el campo”, explicó Juan Ouwerkerk, presidente de la Cooperativa Alfa.

“El objetivo es proveer de hormigón para pisos de galpones, instalaciones de feed lot, bases de silos, de tanques, y todo lo que el productor necesite”, agregó.

En este sentido resultarán clave los trámites que están cerca de finalizar respecto a la inscripción de Pavimento Tres Arroyos como canjeador de granos. “A partir de esa habilitación, el productor que quiera llevar adelante alguna obra lo podrá realizar mediante el canje de granos, una herramienta muy útil y usada por el chacarero”, indicó Ouwerkerk.

En tanto, en la actualidad, la empresa está trabajando principalmente en obras particulares de la ciudad, entre ellas, en la provisión de hormigón para dos edificios que se están construyendo. “Hoy el hormigón se está utilizando mucho en la construcción de viviendas también, es común generar las plateas en lo que va a ser una casa. Y eso lo vemos como una buena alternativa para nosotros”, manifestó.

Dos años

La idea de lograr una alianza entre las dos empresas surgió en 2020. Al tener el Consorcio Pavimentador una figura de cooperativa, era viable alcanzar un acuerdo para trabajar en forma conjunta. “Hemos firmado un contrato de colaboración a partir del cual la Cooperativa Alfa pasa a coadministrar junto al Consorcio la nueva empresa. Este acuerdo se va a extender durante dos años, tiempo en el que estaremos trabajando a prueba, y una vez pasado ese lapso se analizará cómo seguir. Si el proyecto funciona, iremos a una fusión definitiva y la venta de hormigón pasaría a ser una unidad de negocios de la cooperativa”, contó.

Visibilidad

En esta primera etapa, la idea es lograr que Pavimento Tres Arroyos tenga visibilidad y así revertir lo que fueron los últimos años flacos del Consorcio. “Venía un poco de ‘capa caída’ y vamos a tratar de levantar la imagen. Ya en estos últimos dos meses se ha trabajado bien, contamos con una buena clientela privada que se está acercando y también ya empezamos a apuntar al sector agropecuario”, explicó el presidente de Alfa.

Según la evolución que vaya teniendo la empresa, en carpeta está en algún momento poder participar en la obra pública. Aunque no es hoy una prioridad. “A partir de haber logrado la habilitación estamos en condiciones de inscribirnos como proveedores de hormigón para el Estado. Pero hoy no tenemos una capacidad operativa como para afrontar grandes obras todavía”, aclaró.

“La idea es ir creciendo paso a paso, pero no queremos generar un tamaño de empresa demasiado grande basado en la obra pública, que es trabajo que va y viene. Queremos tener la firma bien asentada en lo que son trabajos particulares, y si en algún momento podemos hacer algo de obra pública, bienvenido sea”, completó Ouwerkerk.

Por último, el presidente de Alfa, indicó que “lo más importante es que por al menos dos años, los puestos de trabajo de los empleados de lo que era el Consorcio Pavimentador están asegurados. Incluso, la idea es que a medida que vayamos creciendo poder ir generando más puestos”.