En esta región no hay que tenerle tanto miedo a La Niña

En Argentina es variable el impacto que el evento climático genera en las zonas productivas. En el caso del sur bonaerense y La Pampa no augura una sequía, pero sí precipitaciones más erráticas y no muy abundantes

 

Las últimas actualizaciones de la NOAA, el servicio meteorológico de Estados Unidos; y del BOM, la agencia del gobierno australiano responsable de proporcionar servicios de meteorología, hidrología y clima, indican que se ha afianzado la tendencia de un evento La Niña para los próximos meses. Ante este escenario, el licenciado Leonardo de Benedictis aclaró que es variable el impacto que el fenómeno genera en las distintas regiones productivas del país, y que para esta zona no están garantizadas las consecuencias negativas.

“Las mayores complicados que genera La Niña en cuanto a la sequía se dan en el norte de Buenos Aires y en el litoral. En el caso del sur bonaerense y La Pampa no augura una sequía, pero sí precipitaciones más erráticas y no muy abundantes”, explicó el especialista en CAMPO total radio.

“El impacto más significativo del evento no está sobre la región del sur de Buenos Aires, la sequía se da a partir del norte bonaerense, abarcando todo el noreste del territorio nacional”, agregó. “A eso hay que agregarle el aporte marítimo que nos da el Atlántico, que también juega un papel fundamental en cuanto a la humedad”, completó.

De Benedictis, entonces, si bien dejó en claro que “no es la situación óptima, porque en este tipo de años tenemos precipitaciones erráticas, el mismo escenario que se dio este verano, no es que se cortan las precipitaciones. Tendremos lluvias, pero no generalizadas ni tan abundantes”, precisó respecto al fenómeno que empezará a evidenciarse en el trimestre octubre-noviembre-diciembre.

Enfrentaremos, entonces, una primavera y una primera parte del verano con precipitaciones erráticas, que pueden dejar eventos de volúmenes importantes en sectores acotados, pero no en grandes áreas. Pero insistió, “no es un anuncio de sequía para nuestras latitudes”.

Heladas

La otra tendencia de un año con las características del que estamos atravesando son las heladas tardías. “El evento La Niña es propenso a generar estos fenómenos. Por eso, si bien hace varios días que no se han producido heladas, sí es muy probable que ocurran. Tenemos un largo trecho todavía en el que se pueden presentar”, indicó.

Y explicó: “En octubre es posible que se produzcan y serían dentro de los parámetros normales para estas latitudes. A partir de noviembre empezamos a hablar de heladas tardías y hay que estar alertas porque es una posibilidad concreta de que ocurran”.