Un veranito y la vuelta al invierno en el inicio de la primavera

El pronóstico de los próximos siete días bajo la mirada de Leonardo De Benedictis

 

En los próximos siete días la primavera se vestirá un poco de verano y otro poco de invierno. En poco menos de 72 horas pasaremos de temperaturas que podrían llegar a los 30 grados, a amanecer con heladas, y también, con la chance de ocurrencia de algunas lluvias. Así lo indicó el licenciado en meteorología Leonardo De Benedictis, en su habitual columna de viernes de CAMPO total radio.

El clima veraniego empezará a evidenciarse en estas horas y se extenderá hasta la tardecita/noche de mañana. “Vamos a tener un aumento de temperatura muy significativo. En una amplia región, a partir del viento del noroeste y la casi nula nubosidad, las marcas térmicas entre hoy y mañana llegarán a máximas que rondarán los 30 grados. Estamos hablando de condiciones casi de verano”, manifestó el licenciado.

Pero el veranito durará poco… “A partir del domingo va a empezar a rotar el viento al sector sur, aumentará la nubosidad, incluso habrá condiciones de inestabilidad que hasta podrían generar alguna llovizna, y bajarán las temperaturas de manera muy marcada”, comentó De Benedictis. “De hecho se espera que volvamos a tener un episodio de heladas”, agregó.

También agua

El menú climático del corto plazo es completo, porque también hay posibilidades de que se produzcan precipitaciones. “En cuanto a las lluvias, entre domingo y lunes habrá condiciones de inestabilidad, aunque es poco probable que se concrete alguna lluvia. Pero sí hay posibilidades firmes de que haya precipitaciones entre miércoles y jueves”, indicó el climatólogo.

“Se tratará de un pequeño pulso de precipitaciones, no se espera que supere los 10 milímetros, pero que le va a sumar otro aporte de humedad al mes de septiembre”, completó.