¿Será finalmente hoy el día de la carne?

En horas de la tarde el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, recibirá a la Mesa de Enlace. El campo espera novedades respecto a la restricción de las exportaciones, pero no hay indicios ni trascendidos sobre qué medida se comunicará

 

En la tarde de hoy se producirá el producirá finalmente el primero encuentro entre el nuevo ministro de Agricultura,  Julián Domínguez, y los presidentes de la Sociedad Rural, Federación Agraria, Confederaciones Rurales y Coninagro, entidades que integran la Mesa de Enlace. Según confirmó Télam, la reunión, de la que también podrían participar algunos gobernadores, no tiene una agenda prevista, pero se especula que el tema central será el cepo a las exportaciones de carne vacuna que está vigente hasta el 31 de octubre de este año.

El 20 de mayo se decretó el cierre de las exportaciones de carne vacuna por parte del Gobierno y la cadena hoy tiene cuotificadas en un 50% las ventas al exterior (salvo los cupos asignados al país para Europa y los Estados Unidos, sin restricciones). Son muchas las versiones que circulan en torno a cuál sería el tinte de la normativa que tiene preparada el Gobierno, no hay certezas.

El ministro Domínguez se reunió este sábado con el presidente de la Nación, Alberto Fernández (foto), y el jefe de Gabinete, Juan Manzur. Tras el encuentro, el funcionario manifestó que “el presidente me encomendó trabajar para recuperar el diálogo como el agro como herramienta clave para el progreso y el cuidado de la seguridad alimentaria de los argentinos y de las argentinas”.

Según la agencia oficial de noticias, “hay vocación para destrabar el conflicto“, quienes deslizaron incluso la posibilidad de se puedan llegar a anunciar nuevos lineamientos y medidas para el sector.

En referencia a la carne, algunos hablan de que a partir del 1º de octubre próximo se liberaría la exportación de manera total (salvo siete cortes populares que están prohibidos hasta el 31 de diciembre). Otros, en cambio, dicen que el Gobierno dejaría producir libremente la vaca de las categorías D, E, F -que va a China- a las plantas que actualmente tienen cupos y también permitiría que se vendan los stocks de carne para ese destino. Otros, más prudentes, hablan de que solo serán unas 5.000 las toneladas liberadas hasta que venza la restricción. Los más pesimistas señalan que todo quedaría igual.