Carne y maíz: un paso adelante y un paso atrás

La Mesa de Enlace valoró la flexibilización de las exportaciones de carne vacuna y criticó los límites puestos a las de maíz. “El sector necesita recuperar el camino de la transparencia de los mercados”, indicó

 

Finalmente el Gobierno publicó en el Boletín Oficial el anuncio realizado hace dos semanas por el ministro Julián Domínguez referido a la flexibilización de las exportaciones de carne vacuna a China, aunque también se notificó a los exportadores que se limitaba las ventas externas de maíz a las “operaciones debidamente respaldadas con sus compras físicas y con barcos nominados con fecha estimada de arribo”. Una de cal y una arena.

Ante estas decisiones, la Mesa de Enlace emitió un comunicado valorando la primera y criticando la segunda.

“La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias valora que el gobierno nacional haya oído el reclamo que venimos manifestando hace meses: restringir exportaciones es una mala política pública que nos hace perder a los productores y al país en su conjunto”, manifestó el comienzo del comunicado.

“La nueva flexibilización de las exportaciones de carne vacuna publicada en el Boletín Oficial es un paso adelante en búsqueda del escenario ideal basado en la libertad comercial y exportadora, ya que es la única forma de tener rentabilidad en la ganadería para poder dinamizar la cadena y generar mayor oferta de carne en la mesa de los argentinos”, agrega el escrito en su primera parte.

Preocupación

Luego, en tanto, aparece la crítica a la situación del maíz: “Por otro lado vemos con preocupación las decisiones adoptadas en el mercado de maíz que generan confusión y desconfianza en toda la cadena”.

“Burocratizar aún más el régimen de exportaciones y desalentar la producción son malas señales para un país que necesita desarrollo productivo, generación de divisas genuinas, y producir empleo y trabajo”, publicó.

Y la organización que nuclea las cuatro entidades más importantes del campo, Sociedad Rural, CRA, Federación Agraria y Coninagro, advierte: “El sector necesita recuperar el camino de la transparencia de los mercados, para restituir la confianza de los actores económicos y mantener la inversión y uso de tecnologías necesarias para alcanzar una mayor producción, contribuyendo al desarrollo de las actividades económicas del país”.

En el cierre, insta al Gobierno a no repetir el error cometido con la carne: “Esperamos que la experiencia de la que tratamos de salir en la cadena de la carne sirva como antecedente y muestra de que cuando se producen modificaciones por decisiones inconsultas, se generan daños en toda la cadena, afectando a los productores y resquebrajando la credibilidad de nuestro país ante el mundo”, finaliza el comunicado firmado por las entidades.