La cebada promete precios sostenidos hasta mediados de 2022

Un mercado ajustado por el combo de una menor producción, el consolidado consumo forrajero y el aumento en la elaboración de cerveza, impacta positivamente en los valores del grano e incremento de primas sobre cebada cervecera. El informe mensual de los ingenieros Mario Cattáneo y Fidel Cortese

 

“La combinación de menor producción, sostenimiento del consumo forrajero, encabezado por China, y aumento de la producción de cerveza ha provocado una situación ajustada en el mercado de cebada, con impacto positivo en los precios de ese grano y aumento de primas sobre cebada cervecera”, indicaron los ingenieros especialistas en el cultivo cervecero Mario Cattáneo y Fidel Cortese en su habitual informe mensual sobre la cadena cebadera.

“El último reporte del USDA baja nuevamente las estimaciones de producción mundial respecto al informe anterior, ubicando la misma en 148 millones de toneladas, más de 10 millones menos que la campaña del año anterior, con caídas muy importantes en Canadá y USA y menores en Europa y Rusia”, agregaron en el trabajo que publican en la página www.cebadacervecera.com.ar.

Los datos proyectados disminuyen una vez más el stock final de la campaña 2021/22, el menor en los últimos 15 años

Los especialistas explicaron que se mantienen estables las estimaciones de volúmenes comercializados, aunque con valores inferiores en 2 millones a lo operado en la pasada campaña. Si bien las mismas estimaciones reducen el consumo final de cebada para la nueva campaña, los mencionados datos disminuyen una vez más el stock final de la campaña 2021/22, el menor en los últimos 15 años.

“Este cuadro genera una mayor dependencia del mercado de lo que suceda con las cosechas del Hemisferio Sur (Australia y Argentina) y una buena expectativa de precios hasta que se vislumbre la cosecha del Hemisferio Norte hacia mediados del año 2022”, advirtieron.

Precariedad europea

“En Europa la situación se define como precaria”, definieron los ingenieros. “La menor producción, con una calidad variada, ha provocado que la oferta de cebada resulte inferior a la demanda, pues existe no solo bajo volumen de cebada, sino también retracción a la venta a la espera de mejores precios, más si se tiene cebada de calidad. El avance de los días determinará como sigue esta lucha, si habrá disposición de pago por parte de la industria o esta optará por adaptarse al uso de cebada con estándares de menor calidad y, consecuentemente, con menor precio”, analizaron.

En tanto, publicaron que se confirma en Canadá una producción de 7 millones de toneladas (4 millones menos que el año anterior), reduciendo su saldo exportable a un valor de apenas 1,5 millones de toneladas, los cuales tendrán prevalentemente como destino USA y prácticamente hace desaparecer a ese país como proveedor global para esta campaña.

Por otro lado, “en USA se informa que Idaho, estado proveedor del 30 % de la cebada de Estados Unidos pero principal abastecedor del mercado de cebada maltera, ha tenido una reducción del 21 % en su producción”.

Australia

Las últimas proyecciones de Australia reafirman las anteriores, “esperando una cosecha de casi 13 millones de toneladas, cercana a la extraordinaria cosecha del año anterior, lo que consolidaría la mejor tercera cosecha, por volumen, después de las de los años 2016 y 2020. La situación global imperante posiciona a Australia como un potencial proveedor de cebada a USA y Canadá, favorecido por intereses comerciales conjuntos, lo que, junto con el desarrollo de mercados ya mencionados como México, Costa Pacífico de Latam, Arabia Saudita, Tailandia y Vietnam, ayudará a compensar la pérdida de mercado provocada por su conflicto con China”.

“Si bien las buenas perspectivas del mercado están respaldadas por la baja relación stock/consumo hay que seguir con atención la relación entre compradores y vendedores (o importadores y exportadores) en una situación tan ajustada”

Como dato, Cattáneo y Cortese explicaron que para ver la incidencia de China en el mercado de cebada, “dicho país en el período enero/septiembre de 2021 ha importado un total de 8,6 millones de toneladas, lo que significa un crecimiento del 86% respecto al mismo plazo del año anterior. Para maíz ese dato es aún más impactante: 24,9 millones de toneladas (+275%). (Fuente: China Customs; Reuters)”.

Por último, los ingenieros advirtieron: “Si bien las buenas perspectivas del mercado están respaldadas por la baja relación stock/consumo, y se espera que la misma no mejore al menos hasta mediados de 2022, hay que seguir con atención la relación entre compradores y vendedores (o importadores y exportadores) en una situación tan ajustada”.