Noviembre nace con una lluvia bajo el brazo

En medio de la ola de calor y necesidad de agua, Leo de Benedictis dejó buenas noticias para el arranque del anteúltimo mes del año en su habitual disertación virtual de la DAN. Pero a la de arena le tiró dos de cal: confirmó que ya estamos atravesando un evento La Niña y que aún hay probabilidades de heladas tardías

 

Mientras estamos atravesando un clima de enero en pleno octubre, el licenciado Leonardo de Benedictis tiró un baldazo de agua para aliviar un poco la preocupación por la evolución de los cultivos de fina y dijo que los primeros días de noviembre llegarán con algunas lluvias. En su disertación virtual del último jueves de cada mes convocado por la mutual DAN, no todo fue color de rosa: confirmó que ya estamos atravesando un evento La Niña, con las limitaciones hídricas que eso conlleva, y pese a lo que marca el termómetro en estos días, advirtió que todavía hay probabilidades de que se registren heladas tardías.

“Dependiendo en la zona en que estén, ya para el día de hoy (jueves), tenemos  un potencial desarrollo de algunas tormentas. Este calor que estamos teniendo con el viento norte ha generado un aumento en la temperatura y en la humedad. Y hoy, mañana y el sábado, muy probablemente veamos nubarrones en horas de la tarde que pueden dejar lluvias, que serían en zonas muy puntuales, de mucha intensidad y también podrían descargar granizo”, explicó.

“Pero serán eventos puntuales, que se desarrollan, precipitan, y se disipan. No siguen avanzando”, agregó sobre el cortísimo plazo.

Después sí dejó la buena noticia para la zona: “Entre el domingo y el lunes irá avanzando un frente frío que producirá precipitaciones mucho más generalizadas, abarcativas. Será el típico frente que va barriendo de sur a norte y va a ir provocando lluvias y tormentas”, describió dando una mirada optimista sobre el comienzo de noviembre.

“Esos eventos tendrán un milimetraje un poco más repartido, con acumulados moderados. Estamos hablando de unos 20 / 30 milímetros, con algunos núcleos un poco más importantes”, completó. De modo que si bien no resulta suficiente para el momento que están atravesando cebadas y trigos, que vienen con déficit hídrico, ayudará a mitigar la situación.

Además, el paso de ese frente generará la rotación del viento al sector sur y el descenso de la temperatura, otra buena noticia para aliviar a los cultivos.

“Hoy, mañana y el sábado habrá que tener mucha suerte para recibir el chaparrón, porque serán tormentas erráticas y aisladas. A partir del lunes los eventos serán más generalizados y es más optimista la mirada del pronóstico”, insistió De Benedictis.

Es una Niña

En tanto, el especialista confirmó que ya estamos atravesando una Niña, la segunda consecutiva. “Se pusieron de acuerdo todos los servicios meteorológicos a nivel mundial en que ya tenemos características que son propias de un evento La Niña, que nos acompañaría a lo largo de toda la campaña”.

Al respecto, indicó que “el momento más crítico de este evento en cuanto a los impactos negativos de lluvia, especialmente para la región del noreste argentino, sería noviembre y diciembre”. Mientras que en esta zona, no se espera una ausencia de agua tan marcada, sí por lo general lo que ocurre es que se produzcan eventos más erráticos e irregulares.

En cambio, para esta región en particular y como consecuencia de las condiciones actuales, siguen existiendo las probabilidades de ocurrencia heladas tardías. “Para La Pampa y centro-sur de Buenos Aires, todavía el riesgo está presente, e incluso en el corto plazo podemos tener otra entrada de aire frío”, advirtió.

El evento La Niña comenzaría a disiparse en febrero. “Eso haría que el nivel de lluvias empiece a reacomodarse y se generen eventos algo más generalizados hacia la salida del verano. Porque la característica principal de esta campaña serán los eventos puntuales de tormentas, serán lluvias que se darán en sectores muy acotadas”, manifestó el licenciado en el cierre de su habitual presentación virtual de cada último jueves de mes convocado por la DAN.