Los Arzoz y una feria cada vez más firme

Con los valores en alza ratificando que “hay un nuevo mercado”, se vendieron ayer más de 500 cabezas en las instalaciones de la Sociedad Rural. Se destacó la oferta de vacas y toros

 

Otra tarde de buenas ventas en la feria de la Sociedad Rural de Tres Arroyos de la mano de los Arzoz y Sucesores de Brivio se vivió bajo un sol radiante y una brisa que agitaba una polvareda que evidencia la falta de agua que soporta la zona. Con una gran oferta de hacienda a la balanza, un trámite ágil, muchas manos y la firmeza en los valores el remate mensual cumplió con las expectativas de remitentes y compradores. El arranque de la subasta fue para destacar, con lotes de novillos especiales que marcaron un tope de 206,50 pesos.

Luego continuó una importante oferta de vaca, con varios lotes de 600 kilos que se pagaron 158 pesos, y un gran encierre de toros, que llegaron a los 165 pesos. El encierre se completó con algunos animales de invernada (hay que tener en cuenta que está en marcha la campaña de vacunación).

“Los valores están empezando a cambiar, hay un nuevo mercado en general, con una vaca que se recupera tras la pérdida de precio que tuvo en su momento por el cierre de las exportaciones”, comentó Ricardo Arzoz, que como ya es habitual compartió el martillo con su hijo Tomás.

“Se ha revertido la situación. El consumo se va a seguir afirmando por una cuestión de que falta, no porque haya más demanda. El toro ha recuperado protagonismo también”, agregó el consignatario, que agradeció a todos los que lo acompañaron. Y resaltó: “Tuvimos casi 50 remitentes, cinco que son nuevos, y hubo hacienda hasta de Benito Juárez, algo impensado. Se ha armado una plaza, un mercado, y eso nos pone muy contentos”.

“Hoy tuvimos una vaca a los valores del Mercado de Liniers, pero en Tres Arroyos, a 500 kilómetros. Eso marca una tendencia muy importante, un mercado de referencia que se ha armado para todo lo que es hacienda de faena”, dijo Tomás Arzoz

A la hora de hacer el análisis de lo que fue la subasta, Tomás indicó: “Estamos muy conformes con los valores. Se mantuvo el alza que venimos teniendo con las haciendas para faena, un consumo que va ganando pesito a pesito todas las semanas y se va reposicionando después de haber estado muy deprimido durante bastante tiempo. Y la vaca y el toro muy firmes”.

Y agregó: “Hoy tuvimos una vaca a los valores del Mercado de Liniers, pero en Tres Arroyos, a 500 kilómetros. Eso marca una tendencia muy importante, un mercado de referencia que se ha armado para todo lo que es hacienda de faena”.

Por último, los Arzoz ya dejaron el anuncio para lo que viene: el próximo viernes 3 de diciembre vuelven a la feria para cerrar el año con un remate especial, porque a la oferta de gordo, invernada y cría le sumarán vientres. “Así completaremos 10 remates en el año, un desafío que nos habíamos puesto y que estamos llevando a cabo”, destacó Tomás, para luego volver a agradecer a los clientes “que nos vienen acompañando” y a “Sucesores de Brivio por el trabajo que realiza”.