Con un muy buen remate, los Arzoz cerraron un gran año

El “Especial de Fin de Año” superó las expectativas. Con mil cabezas vendidas aportadas por más de 50 remitentes, buenos precios en las haciendas a la balanza y la firmeza de los vientres, el balance de la última subasta de 2021 fue todo a favor

 

Ha sido bueno este 2021 para los Arzoz en la feria y el remate “Especial de Fin de Año” no sólo que continuó esa tendencia sino que la mejoró. La subasta, como siempre llevada a cabo en conjunto con la casa tandilense Sucesores de Brivio, realizada con un clima que nada tenía de primaveral y una persistente llovizna que obligó a los martilleros a trabajar debajo de una sombrilla, superó las expectativas. Porque se vendieron casi 1.000 cabezas; porque fueron más de 50 los remitentes; y porque la firmeza de los valores ratificaron que la plaza ya está consolidada.

El encierre sorprendió por la calidad, fueron casi 600 animales a la balanza, buenos lotes de invernada para finalizar con alrededor de 90 vientres. Estuvo firme el gordo, las vacas empataron y hasta le ganaron a los precios del Mercado de Liniers; y con una invernada que rondó los 300 pesos.

Con una llovizna persistente y temperaturas poco habituales para la época, los Arzoz y Sucesores de Brivio llevaron a cabo un muy buen remate de fin a año

“La verdad es que nos vamos con muy lindas sensaciones. Encerramos un conjunto de hacienda espectacular, tuvimos una gran cantidad de remitentes, muchos de ellos nuevos, y también tengo que rescatar el muy buen número de compradores que hubo, incluso mucha gente de afuera. Y realmente tuvimos unos valores de haciendas a la balanza muy buenos”, indicó Ricardo Arzoz finalizadas las ventas, y en una nueva tarde en la que compartió el martillo con su hijo Tomás.

“Se vio una plaza muy firme, como siempre rescato los precios que tuvimos hoy acá Tres Arroyos en comparación de las ventas del Mercado concentrador de Liniers. Eso me pone muy contento, sumado a la eficiencia en flete, desbaste y gastos muy grandes que se evitan”, explicó Tomás.

Después de agradecer a compradores y remitentes y de destacar la exitosa alianza que mantienen con Sucesores de Brivio, Tomás aseguró: “Esto es un trabajo en equipo, nuestro (por Ricardo), de las chicas de la oficina, y de la familia que nos banca”. En tanto, su papá sumó el agradecimiento a los distintos colaborados que la consignataria tiene en las localidades. Así le pusieron punto final a una tarde redonda.