Las exportaciones de trigo y maíz también serán intervenidas

Integrantes del Ministerio de Agricultura le presentarán hoy al equipo técnico de la Mesa de Enlace el esquema de exportación para 2022 que se quiere implementar para los dos cereales y la carne. El jueves Julián Domínguez recibirá a los presidentes de las entidades

 

Antes de la reunión que mantendrán este jueves los dirigentes ruralistas de la Comisión de entidades Agropecuarias con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, hoy se realizará un encuentro de “cuadros técnicos” de ambos lados

Desde Agricultura ya se habría adelantado un “esquema de exportación” para 2022 (ya se conoció el borrador del armado para las ventas externas de carne en el que Domínguez garantizó respetar los envíos que se realizan por acuerdos y de la categoría vacas) y en las últimas horas habría enviado a los representantes de los productores el del maíz y del trigo.

El plan exportador oficial para la carne incluye respetar la cuota Hilton y la cuota 481 para la Unión Europea; las cuotas correspondientes a Estados Unidos, Colombia, Chile e Israel, y también garantizar la exportación de un millón de vacas y toros categorías D y E, más conocidos como vacas conserva o manufactura.

En total, según ese documento, las exportaciones no deberían superar las 700.000 toneladas en 2022 por lo que se da por descontado que continuarán las restricciones, principalmente la prohibición de exportar los siete cortes populares que rige actualmente hasta fin de año.

En 2020 los embarques superaron poco más las 900.000 toneladas, una marca histórica, y para este año los exportadores prevén que alcanzarán las 800.000 toneladas.

Ante esta posible embestida del Gobierno, la posición de la Mesa de Enlace será, según Clarín, contrarrestar esos datos y asegurar que el sector va a producir carne para que se pueda exportar un millón de toneladas anuales y que cada argentino pueda consumir 50 kilos por año.

El argumento de los ruralistas se basa en las diferencias respecto del stock vacuno: el Gobierno hace los cálculos sobre un rodeo nacional de 53,5 millones de cabezas, pero los productores dicen que son más. Cuestiones como ésta se empezarán a charlar hoy en una reunión previa a la del ministro y dirigentes entre los asesores del Ministerio y de las entidades.

Los presidentes de Coninagro, SRA, CRA y FAA serán recibidos el jueves por el ministro Julián Domínguez

La postura de las entidades respecto de la carne la expresó el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino: “Lo mejor para el país es que abran las exportaciones totalmente, no vemos otra manera de solucionar este conflicto que generó el mismo gobierno”. Hay que recordar el cepo a las exportaciones tiene fecha de caducidad el 31 de diciembre.

Cereales

También la reunión entre el ministro y los presidentes de la Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas, Federación Agraria Argentina y Coninagro abarcará al maíz y al trigo; al Gobierno le preocupa la firmeza en las exportaciones de ambos cereales por los buenos precios durante casi todo el año.

En este escenario, el sector privado teme que se impongan nuevas reglas de juego para el negocio de los saldos exportables; aunque no se esperarían cambios en las retenciones, donde hoy ambos cultivos tributan 12%.

Como antecedentes está que, en el caso del maíz, se aumentó el saldo exportable de 38 millones a 39,74 millones de toneladas ante una mayor producción. Y ese monto ya se está por alcanzar, ya que se anotaron Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) por 39,4 millones de toneladas y todavía faltan tres meses para que comience la nueva cosecha.

En este sentido, a partir de octubre desde la Casa Rosada establecieron mayores exigencias para las exportaciones, con declaraciones a treinta días, respaldadas con compras físicas y barcos nominados.

Y en el caso del trigo, ya hay Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior por 9 millones de toneladas de la campaña que está en plena cosecha de las 20 millones de toneladas que se proyectan. Pero el Gobierno todavía no realizó el cálculo del saldo exportable, aclaró Clarín.

Las entidades observan con recelo lo que ocurre tanto en trigo y maíz, ya que creen que hay una intervención indirecta del Gobierno. En este contexto, la semana pasada un grupo de diputados nacionales de Juntos por el Cambio (JxC) presentó un proyecto de resolución en el Congreso para que el Gobierno informe si está interviniendo los mercados de trigo y maíz y, además, hay funcionarios manejando todo con llamados a actores de la cadena comercial.

*Con información de Noticias Agropecuarias, La Nación y Clarín