Para Domínguez, los cupos de trigo y maíz “generan previsibilidad y confianza”

Desde la Sociedad Rural manifestaron un fuerte rechazo y anticiparon que no saben si van a participar del Consejo Consultivo

 

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, defendió la oficialización de los cupos de exportación para el maíz y el trigo al argumentar que es “una decisión que genera la previsibilidad y la confianza reclamadas por todos los actores de la cadena”.

Exportaciones de trigo y maíz

El Ministerio publicó este viernes en el Boletín Oficial la Resolución 276/21 que establece “volúmenes de equilibrio” para la demanda interna de maíz y trigo. Al respecto, el titular de la cartera, Julián Domínguez, explicó que “es una resolución que la cadena considera necesaria para dar previsibilidad y confianza, y resguardar lo que necesitan los argentinos para consumir”.

“La Resolución marca reglas claras preestablecidas en común, según consta en las actas correspondientes. Se fijan cifras de 41,6 millones de toneladas de maíz y 12,5 millones de toneladas de trigo destinadas a los mercados internacionales, de manera que no comprometan el abastecimiento al mercado interno”, detalló. Luego añadió: “Por lo tanto los datos surgen de la Mesa Sectorial que se institucionalizó para construir las decisiones que les den previsibilidad y confianza a los productores, para que estos no sean rehenes de medidas extemporáneas e intempestivas que solo benefician a las grandes exportadoras.

La Sociedad Rural Argentina (SRA) rechazó la resolución 276/2021 que pone límites a la exportación y crea un Consejo Consultivo, “del cual decidiremos si vamos a participar” adelantó Nicolás Pino, presidente de la entidad.

Desde la SRA reiteran que las intervenciones basadas en un arbitrario saldo exportable fijado por el gobierno, generan una sobreoferta artificial deprimiendo las cotizaciones y dificultando la comercialización de los productos, además de proyectar una caída en la productividad nacional.

“Desde nuestra entidad hace meses que venimos denunciando que las autorregulaciones formales o informales, como así también un registro de exportaciones sin operatoria, o esta cuotificación para el trigo y el maíz, dañan al país y nos hacen mal a todos” agregó Pino.

La entidad de productores remarca que cuando se distorsiona la puja natural por parte de los compradores para la exportación y el consumo interno, generan ineficiencias económicas que dan espacio a transferencias de ingresos entre distintos eslabones de la cadena: “Los productores necesitamos recuperar el camino de la transparencia de los mercados, para restituir la confianza de los actores económicos”.

*Agrofy News

 

 

 

 

 

 

A través de la Resolución 276, publicada este viernes en el Boletín Oficial, el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca creó un nuevo método de registro de exportaciones de trigo y de maíz, que contempla la determinación de “volúmenes de equilibrio” para los cultivos, contemplando el abastecimiento local. De esta forma, el Gobierno busca darles mayor previsibilidad a los operadores del sector, que vienen reclamando una menor intervención en el mercado.

 

El Artículo 1° de la Resolución establece que la subsecretaría de Mercados Agropecuarios “publicará los volúmenes de equilibrio para cumplimentar la demanda del mercado argentino”. Con ese fin, esa dependencia “convocará a un Consejo Consultivo integrado por las mesas sectoriales de las cadenas de los productos de origen agrícola correspondientes, a los efectos de recibir los aportes del sector”.

 

Además, dispone que las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) “no podrán exceder, en su conjunto, los volúmenes de equilibrio” dejando “un margen adicional de hasta cuatro por ciento para operaciones por cantidades (peso o volumen) no significativas”.

 

Cuándo estas últimas alcancen “los volúmenes de equilibrio del noventa por ciento y/o correspondientes al margen adicional del cuatro por ciento deberán realizarse conforme al régimen especial denominado “DJVE-30”, con barco nominado y con compras físicas verificables”.

 

En tanto, sostiene que “en caso de verificarse modificaciones en la producción y/o en el consumo que impacten en los volúmenes de equilibrio, la mencionada Subsecretaría procederá a su nueva publicación”.

 

Según la última actualización del ministerio de Agricultura, los saldos exportables, ahora llamados “volúmenes de equilibro”, son de 12,5 millones de toneladas para el trigo del ciclo 2021/22 y de 25 millones de toneladas para el maíz 2021/22.