El Consejo Agroindustrial criticó a las entidades que se fueron y defendió su gestión

El CAA aseguró que la Sociedad Rural, la Federación Agraria y CRA no adelantaron su malestar y afirmó que no hay propuestas sin resolver. También reafirmó que su objetivo es no intervenir en temas de índole gremial y que “ratifica su rumbo”

 

El Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) emitió un comunicado para expresar su posición en relación a la decisión de tres entidades -la Sociedad Rural, la Federación Agraria Argentina y Confederaciones Rurales Argentinas- de retirarse de este ámbito, descontentas con su funcionamiento, la falta de resultados y un supuesto aval a medidas que perjudican a los productores.

Como había informado Infocampo, el viernes se realizó una reunión plenaria del Consejo, en la que en general la visión de la mayoría de los participantes de este espacio agroindustrial fue que la decisión de las rurales fue intempestiva, sin que hubiera habido antes alguna discusión fuerte a nivel interno, y que parecía más una necesidad de “llevar algo” a la asamblea de Armstrong que se llevó a cabo el sábado por la mañana.

El comunicado del CAA, si bien fue diplomático, no ahorró en críticas hacia la SRA, la FAA y CRA, sobre todo en lo relacionado a las formas en que se retiró del Consejo, pero también contestando a los cuestionamientos que hicieron estas entidades al momento de anunciar su desvinculación.

Críticas al Consejo Agroindustrial

“El CAA ratifica su rumbo para lograr una política de Estado agroindustrial, federal, inclusiva, sustentable y exportadora”, comienza en el título el comunicado, para luego avanzar en las respuestas hacia las entidades salientes.

“El plenario ha conocido estas decisiones a través de comunicados de prensa, sin información previa de las razones internas de los alejamientos ni por los medios establecidos en las reglas de funcionamiento vigentes. Más allá de los aspectos formales, todos los miembros del CAA siempre hemos sido respetuosos de las decisiones de cada una de las entidades”, señaló el Consejo.

Y continuó: “Somos un ámbito horizontal de debate y generación de propuestas de políticas de mediano y largo plazo donde se escuchan y reciben aportes. Hasta la fecha no se registran iniciativas pendientes o planteos irresueltos. Todo lo contrario, los miembros que han traído propuestas han logrado concretarlas”.

Como ejemplo, el CAA mencionó la baja y/o eliminación de derechos de exportación para los productos de las economías regionales; la modificación de la posición argentina en la Cumbre de Cambio Climático en Glasgow; y el Proyecto de ley de Promoción de Inversiones Agroindustriales (en estado Parlamentario).

“Otras gestiones no tuvieron eco por la falta de interés del Gobierno o posiciones contrarias a nuestros objetivos”, adicionó.

Trabas a las exportaciones

Por otro lado, el CAA aclaró que “no ha participado en las mesas de trabajo sobre las regulaciones de exportación para la carne bovina ni tampoco en las propuestas del gobierno de constituir fideicomisos para productos derivados del trigo y del maíz. Existen, sin embargo, Mesas Intersectoriales de esas cadenas que actuaron y siguen trabajando para evitar la introducción de medidas restrictivas o distorsivas; con resultados y responsabilidades diferentes”.

Bajo este panorama, el Consejo remarcó: “Las 61 Entidades Miembros reafirmamos el objetivo de consolidarnos como una organización horizontal, democrática, sin sesgos políticos o partidarios, sino con la única vocación de convencer a toda la dirigencia argentina de la necesidad de lograr una política de estado agroindustrial y federal, que promueva la producción, el consumo, y las exportaciones sin distorsiones”.

En este punto, también hubo otro mensaje implícito para las entidades salientes: “Esta meta es un largo proceso que tiene dificultades evidentes, pero donde vale la pena el esfuerzo colectivo y unido”.

Retenciones y otros temas

El CAA dijo también que “confirma lo actuado hasta el momento, donde la no injerencia en temas coyunturales y/o gremiales nos ha puesto al margen de las tensiones propias de las cadenas agroindustriales, absteniéndonos de participar en negociaciones sobre temas de mercados granarios o de carne, quedando estos en manos de las entidades gremiales”.

Al respecto, recordó que “esta decisión fue acordada por unanimidad el año pasado”; es decir, con la conformidad de las entidades hoy disconformes.

No obstante –agregó–, “nos hemos expresado en múltiples ocasiones, de manera clara y concreta, en contra de cualquier tipo de restricción a las exportaciones, ya que consideramos que son el factor principal de generación de divisas y creación de empleo que ayudará a nuestro país a salir de la crisis y mejorar los índices de calidad de vida de nuestros compatriotas”.

“Reafirmamos, por último, la vocación de dialogo y construcción de consensos, como único camino para convencer a la Política en general y al Gobierno en particular, que la Agroindustria en su conjunto es el principal aportante a la economía del país y como tal debe ser considerada. A fines de diciembre hemos hecho pública una agenda de temas a enfocarnos dentro del 2022 y allí pondremos todos los esfuerzos, siempre considerando como vitales e importantes a cada uno de los eslabones que conforman la cadena agroindustrial argentina. El CAA continuará abierto a todas las entidades que tengan la misma convicción de seguir en este camino”, concluyó. (Infocampo)