Plazo fijo a 48 horas: el campo tiene todas las fichas en las lluvias que se vienen

Luego de una semana crítica, los pronósticos prevén que las precipitaciones podrían ser abundantes en áreas del litoral, sobre la cuenca media del río Paraná y el río Uruguay. Las lluvias traerán un aporte hídrico para los cultivos y un alivio para las altas temperaturas. Aunque el centro – sur del país será el menos beneficiado. En Tres Arroyos, los 10 milímetros caídos hasta las 21 de anoche, son una señal de que empieza a cambiar la mano. Especialistas del INTA y consultores privados anticipan dónde y cuánto va a llover en los próximos días

 

A la hora de intentar describir cómo es la evolución del clima en nuestro territorio, los expertos coinciden en que vivimos en un contexto de muy alta variabilidad climática que está marcada por extremos. En la actualidad, se está transitando un momento de extrema escasez de agua, con menores lluvias a lo largo de todo el territorio. Con un pronóstico que prevé abundantes precipitaciones para los próximos días, especialistas del INTA anticipan que podrían aliviar las áreas productivas. En Tres Arroyos, los 10 milímetros caídos hasta las 21 de anoche según la estación local del Servicio Meteorológico Nacional, son una señal de que empieza a cambiar la mano.

“Salvo algunas zonas del centro de la región Pampeana, el resto de las regiones agrícolas tienen situación deficitaria desde la primavera pasada. A lo anterior se le suma la extrema ola de calor que genera un gran estrés hídrico en los cultivos, una enorme evapotranspiración y estamos a la expectativa que esta situación cambie”, explicó Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN) del INTA.

En el sector hay una gran expectativa sobre el pronóstico de lluvias y cambio de temperatura para la semana próxima, debido al deterioro de los maíces y sojas de primera que están sufriendo un marcado estrés térmico e hídrico en casi todas las regiones productivas. A su vez, estas precipitaciones permitirán normalizar el desarrollo de la soja de segunda y el maíz tardío, en los que se registraron algunos lotes agotados en disponibilidad de agua o con muerte de plántulas.

En ese contexto, Mercuri señaló: “Se necesitan lluvias que tengan impacto agronómico, dado que los perfiles de los suelos en profundidad están agotados en gran parte del país”.

“En estas horas gran parte de las regiones productivas comenzaran a recibir precipitaciones debido el inicio del pasaje de un frente frio que concluirá con la ola de calor y la falta de lluvias que ha afectado a prácticamente todo el territorio nacional”, indicó el director del CIRN.

En esa línea, estas lluvias pueden ser abundantes en algunos sectores: “Además de la intensidad de los eventos, y la cantidad de milímetros que se acumulen durante la semana próxima, será importante ver cómo se distribuyen, si son lluvias generalizadas en una amplia región o eventos aislados y dispares”, detalló Mercuri.

De acuerdo con el director, “este evento marcará el inicio de una segunda quincena de enero que tendrá -acorde a los modelos de pronóstico- más chances de lluvia y va a permitir que se recuperen varias áreas productivas”.

“En estas horas gran parte de las regiones productivas comenzaran a recibir precipitaciones debido el inicio del pasaje de un frente frío que concluirá con la ola de calor y la falta de lluvias que ha afectado a prácticamente todo el territorio nacional”, indicó el director del CIRN

En ese sentido, señaló: “Los daños y el impacto de la ola de calor y el déficit de lluvias sobre la producción de granos gruesos se podrá evaluar de manera cuantitativa y cualitativa una vez que hayan ocurrido estos eventos y puedan relevarse las condiciones de los cultivos”.

Por otra parte, explicó que “continúa evolucionando el fenómeno La Niña, con intensidad moderada a débil en el Pacífico Ecuatorial”. Esto genera cambios en la circulación atmosférica provocando menores precipitaciones que las esperadas en este periodo del año sobre nuestra región. “Es un segundo evento consecutivo que afecta mucho las reservas de agua por efecto acumulativo”, subrayó el especialista.

Asimismo, Mercuri destacó: “Se espera que las lluvias sean importantes en áreas del litoral, sobre la Cuenca media del río Paraná y el río Uruguay y signifique un alivio para la marcada bajante que transitan estos días”.

Dónde y cuánto lloverá

“El domingo (por hoy) se dará el ingreso de un sistema frontal desde el norte patagónico hacia el centro-este y norte del país”, expresó Natalia Gattinoni, especialista del Instituto de Clima y Agua. Este sistema frontal “traerá alivio a las condiciones extremas de esta última semana”, aseguró.

De acuerdo con los modelos, “la rotación del viento al sector sur producida el viernes generó el paulatino cambio de la masa de aire con abundante nubosidad y probabilidad de lluvias y tormentas aisladas sobre la región Pampeana (norte y este) y áreas del NEA”, indicó Gattinoni.

Pronóstico para la semana del 15 al 20 de enero de 2022

Luego, está previsto para hoy “el descenso de las temperaturas sobre la porción centro del territorio, pero aún persistirían las elevadas temperaturas sobre el extremo norte”. Recién mañana y el martes “continuaría su avance hacia el norte del país con lluvias de variada intensidad en distintas áreas del centro- este y noreste argentino, acompañado de ambiente templado con un alivio en los valores de las temperaturas máximas”, dijo Gattinoni.

Recalcó que “especialmente hacia el martes se esperan lluvias y tormentas generalizadas sobre el norte y este argentino que, en algunos casos, podrían resultar más intensas y se prevén condiciones de confort térmico para el ganado lechero”.

Siguiendo a los modelos, la semana continuará con condiciones inestables, cielos con nubosidad variable, temperaturas agradables con máximas entre 25-28°C y lluvias de manera aislada en distintas áreas de la región agrícola central.

De acuerdo con Gattinoni, “si bien el pronóstico prevé para algunas áreas del oeste de la región Pampeana y de Cuyo, lluvias con acumulados que resultarían moderados lo más destacado resultaría en el cambio de las condiciones ambientales y el descenso de las temperaturas máximas con un alivio en las condiciones de estrés calórico de los cultivos”.

Es el consultor privado Leonardo de Benedictis quien brindó más detalles: “Con la rotación del viento al sector sur se producirá la entrada de aire fresco y el contraste de masas de aire caliente y frío provocará el desarrollo de lluvias y tormentas de variada intensidad”. Como suele ocurrir en este tipo de eventos, más allá de que se espera algo generalizado en una gran parte del territorio nacional, habrá regiones más favorecidas que otras en cuanto a las lluvias.

“Se esperan precipitaciones de importantes caudales en zonas de Santa Fe, Entre Ríos, norte bonaerense y este de Córdoba. Hablamos de acumulados que irían de los 50 a los 90 mm, y puede haber tormentas fuertes, eventos severos”, indicó.

No son tan buenas las noticias para el sur de la provincia de Buenos Aires, La Pampa y el noreste patagónico. “Si bien van a decir presente las lluvias, se esperan volúmenes inferiores: de entre 15 y 25 mm. Para muchos no alcanza, pero es más que positiva la llegada del agua y sobre todo que se corta la situación de temperaturas extremas”, manifestó.

Pronóstico para la semana del 21 al 26 de enero de 2022

Por último, los especialistas indicaron que “si bien existe incertidumbre con lo que pueda suceder hacia el final de este mes, el pronóstico indica mayor probabilidad de presentarse un periodo con precipitaciones de variada intensidad y generalizadas sobre el centro y norte del país”. De darse este pronóstico resultaría en un aporte hídrico a los cultivos durante lo que resta de este mes de enero.

Cómo sigue el tiempo

En los años Niña lo que ocurre es que hay pocas lluvias en la Cuenca del Plata, en lo que es el sudeste de Sudamérica, Uruguay, sur de Brasil, Paraguay y el litoral argentino. “En este momento es más generalizada la situación, porque tenemos una extrema sequía desde la meseta Patagónica hasta el NOA”, subrayó el especialista del INTA y analizó que “para mejorar los pronósticos, los modelos necesitan además de datos de la atmósfera, datos en el terreno, monitorear lo que ocurre con la humedad del suelo y la disponibilidad de agua”.

En ese sentido, explicó que “prácticamente todas las unidades del INTA generan informes agrometeorológicos y descripciones del impacto del clima en sus territorios y sistemas de producción que están disponibles y se difunden en medios locales”. Y destacó que, desde el INTA, se busca asegurar la mayor disponibilidad y accesibilidad, con gratuidad y sin limitaciones a los diferentes sistemas de consulta.

Para concluir, Mercuri afirmó: “Hoy nos planteamos como desafío para el corto plazo asegurar la máxima divulgación y acceso, dado los rápidos cambios en los entornos digitales y acorde a las preferencias de los diferentes grupos etarios”.

La información generada por el Instituto de Clima y Agua, también está disponible en tiempo real en las cuentas de Twitter @INTAClimayAgua y @INTARNaturales.