La Niña seguirá con sus caprichos en febrero

El segundo mes del año continuará bajo los efectos del evento y, salvo excepciones, las lluvias serán menores al promedio. No están pronosticadas precipitaciones de importancia en el corto plazo. En cuanto a las temperaturas, se esperan que sean moderadas, normales para la altura del año. La Niña comenzará a disiparse en marzo

 

Tras un enero claramente marcado por el comportamiento del evento La Niña en lo que a las precipitaciones se refiere, los pronósticos indican que febrero presentará las mismas complicaciones y continuará el déficit hídrico. Desde el punto de vista térmico, sí se espera que sea un mes “más normal”, con temperaturas moderadas, habituales para la época del año. Así lo indicó el licenciado en meteorología Leonardo de Benedictis, en su habitual columna de viernes de CAMPO total radio.

“Febrero seguirá bajo los efectos de un evento La Niña, así que todavía va a ser un mes complicado desde el punto de vista de las lluvias. Recién a partir de marzo el fenómeno comenzará a disiparse”, explicó el especialista.

“Lo que puede suceder es que La Niña vaya perdiendo fuerza y que la primera quincena de enero haya sido el momento más violento del evento”, aclaró.

Continuar bajo la influencia de este fenómeno conlleva la falta de precipitaciones. “Muy probablemente el centro y norte argentino esté caracterizado por tener déficit de lluvias, y en el resto del país el agua no sobrará. Seguirá siendo un escenario complicado, en el que los vaivenes que irá presentando no van a ser lo suficientemente significativos como para empardar los valores normales para el mes de febrero”, analizó De Benedictis en el programa que conduce Damián Hinding y que en Tres Arroyos se emite de lunes a viernes de 7 a 8 por FM Onda Uno.

“Puede haber alguna zona en particular que reciba un poco más de lluvia, algún chaparrón más significativo. Pero a nivel regional y a nivel país, la lluvia seguirá siendo bastante escasa”, agregó.

En el muy corto plazo las noticias tampoco son buenas: “No hay demasiada actividad de lluvias, vamos a tener algo durante el fin de semana en el extremo sudeste de la provincia de Buenos Aires, en la zona Bahía Blanca, pero será un chaparrón mínimo. Mientras que a mitad de semana se espera un desarrollo muy aislado en algunos sectores del sur bonaerense y este de La Pampa”.

Aunque aclaró: “Será un fenómeno que no moverá la aguja. Por ahora hablamos de un acumulado de menos de 15 milímetros”.

Temperaturas normales

En lo que respecta a las temperaturas, De Benedictis explicó que febrero “tendrá registros moderados. Habrá alguna ola de calor, pero no de la magnitud ni la duración de la sucedida en enero”.

En este sentido, completó: “En general es un mes más normal desde el punto de vista térmico, con algunos picos elevados de temperaturas, pero en general va mostrar un comportamiento más estable”.