El Gobierno concretó el polémico fideicomiso del trigo

El objetivo es asegurarse 800 mil toneladas en el mercado interno para “desacoplar” el precio interno del internacional. Los productos incluidos se comercializarán en el programa +Precios Cuidados. Tendrá vigencia hasta el 31 de enero de 2024. La medida tiene amplio rechazo

 

El Gobierno anunció la creación de un fideicomiso con el objetivo de volcar al mercado doméstico 800 mil toneladas de trigo y así desacoplar los precios locales de los internacionales.

La medida se decidió “ante la necesidad de proteger el mercado interno y el requerimiento de la industria de contar con una herramienta que permita generar certidumbre y eliminar la volatilidad de los precios de la harina y el trigo”.

Las negociaciones las comandó el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, acompañado por el subsecretario de Políticas para el Mercado Interno, Antonio Mezmezian, y el subsecretario de Agricultura del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Delfo Buchaillot, y según la información oficial del acuerdo participaron autoridades del sector del trigo y molinos.

Según el Gobierno, la herramienta permite garantizar abastecimiento y precio de alimentos básicos como son los fideos secos y harina 000, y desacoplar precios para proteger el consumo de los argentinos.

A ese argumento aplicado también en el caso del aceite de girasol, se le agregó ahora el del “contexto global de conflicto bélico, potencial escasez de productos e interrupción de la cadena de suministro, y con el precio internacional del trigo alto y sostenido”.

Los productos incluidos en el fideicomiso se comercializarán en el marco del programa +Precios Cuidados.

En contra

El fideicomiso es ampliamente rechazado por los ruralistas y por el Consejo Agroindustrial Argentino, que reúne más de 60 cámaras empresarias.

“Desde la Sociedad Rural rechazamos este fideicomiso porque vuelve a interferir en los mercados, distorsiona la formación de precios y su implementación es poco transparente. Nos perjudica a todos los eslabones de la cadena”, dijo el presidente de la SRA, Nicolás Pino.

Uno de los voceros del CCA, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales, Gustavo Idigoras, lo calificó de “retenciones encubiertas”. “Estos mecanismos en la práctica generan distorsiones en los precios y en las cadenas de comercialización”.

El analista de mercados agropecuarios, Carlos Etchepare, criticó al Gobierno por la medida por el alto perjuicio para los productores de trigo y describió las consecuencias que provoca en el mercado.

“El precio del trigo en Chicago llega a 415 u$s/tn. En Argentina con exportaciones administradas (cerradas) y armando el fideicomiso para la molinería con plata de los productores, el trigo se paga 162 u$s/tn”, planteó.

“Y se quejan de que los productores no venden. Ustedes son los responsables”, concluyó en un tuit en el cual arrobó al presidente Alberto Fernández.

Noticias AgroPecuarias