Guerra Rusia-Ucrania: qué estrategia adoptó el principal comprador mundial de trigo

El conflicto motivó cambios en el mercado global; un país ya tiene una idea para afrontar este complejo escenario

 

La invasión de Rusia a Ucrania dejó en crisis las perspectivas de importación de trigo de Egipto, con dos cargamentos comprados por el comprador estatal de Egipto atrapados en los puertos ucranianos. Además, según comerciantes, otras entregas están en riesgo y los precios se mantienen al alza.

De todas maneras, las reservas de Egipto hacen que el país no tenga prisa por comprar mientras analiza los precios del grano fuera de Ucrania y Rusia, explicó el viceministro de suministros en una entrevista, citado por Reuters.

Egipto, un jugador clave en el mercado

Egipto generalmente es el principal importador mundial de trigo. El año pasado, alrededor del 50% y el 30% de las importaciones del sector público y privado procedían de Rusia y Ucrania, respectivamente, de acuerdo con lo que comentaron comerciantes.

Las compras efectuadas por el comprador estatal de Egipto, la Autoridad General para el Abastecimiento de Productos Básicos (GASC), se destinan a fabricar pan fuertemente subsidiado disponible para más de 60 millones de egipcios.

A su vez, el gobierno sostiene que tiene la intención de reformar el programa mientras trata de limitar su factura de importación, pero aún tiene que anunciar un plan.

Mientras tanto, GASC canceló dos licitaciones desde la invasión de Rusia. La primera se debe a la falta de ofertas, en tanto que estaba “probando el agua” para evaluar los precios con la segunda y no tenía prisa por comprar, reveló a Reuters Ibrahim Ashmawy, viceministro de Suministros y Comercio Interior.

Para las futuras importaciones de este año, “miraremos hacia la UE debido a la proximidad, pero no excluiremos a otros exportadores como EE. UU., Kazajstán, Rumania”, agregó.

Asimismo, detalló que Egipto confiaba en las reservas existentes y en la cantidad de trigo que estaría disponible de la cosecha local, que podría ser suficiente para un total nueve meses.

El gobierno mantiene discusiones con Citibank, así como con otros bancos no identificados, con el objetivo de cubrirse contra las fluctuaciones de los precios de las materias primas, aunque Ashmawy precisó que podría “no ser el mejor momento para cubrirse cuando los precios son muy volátiles”.

La logística en tiempos de guerra

Desde la invasión, un cargamento de trigo ucraniano comprado por GASC para el envío del 15 de febrero al 3 de marzo logró salir del puerto con 42.700 toneladas de las 60.000 toneladas que se habían reservado, según los datos del Ministerio de Transporte de Egipto.

Sin embargo, otros dos cargamentos por un total de 120.000 toneladas y comprados en diciembre están atascados en el puerto, exhiben los datos.

Por su parte, GASC adquirió otras 300.000 toneladas de trigo ucraniano y ruso, así como 120.000 toneladas de trigo rumano para su envío en marzo. Y para abril se reservan otras 180.000 toneladas de trigo rumano.

En torno a eso, GASC selló un acuerdo para extender el plazo de envío de al menos un cargamento atascado en Ucrania y anticipó que sería flexible con la documentación proporcionada por los proveedores, contó un comerciante.

En ese sentido, Ashmawy señaló que “la situación cambia de una hora a otra”, y manifestó: “No sabemos qué va a pasar con los barcos, pero tenemos nuestras negociaciones”.

Si un proveedor no puede concretar una compra, debe buscar un origen alternativo puesto que los contratos de GASC no incluyen una cláusula de fuerza mayor, pero esto se complicaría por los precios más altos y la volatilidad de los futuros, dijeron los comerciantes.

Sobre eso, un comerciante dijo que “la mayoría de los proveedores y comerciantes quieren estar en espera durante 10 días o dos semanas para comprender la situación con los futuros”, y sentenció: “Está muy desordenado en este momento”.

Agrofy News