“No vamos a aumentar las retenciones”

Así lo afirmó el ingeniero Matías Lestani, secretario de Agricultura del Ministerio de Agricultura, en la Mesa Redonda llevada a cabo en la noche de ayer en el Teatro Municipal y que también tuvo la presencia del ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez. En un clima cordial, pero en el que hubo diversas críticas, funcionarios, técnicos y dirigentes expusieron las fortalezas, las debilidades y las incertidumbres que rodean al trigo

 

Desde que se decidió volver a realizar la Mesa Redonda Agropecuaria en el marco de la Fiesta Provincial del Trigo allá por 2016, la llevada a cabo en la tarde-noche de ayer en el Teatro Municipal fue sin dudas la más provechosa. La presencia del ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, y del secretario de Agricultura del Ministerio de Agricultura de la Nación, Matías Lestani, le daban un interesante perfil “oficial”. El combativo presidente de Carbap, Horacio Salaverri; el incisivo vicepresidente de Coninagro, Elbio Laucirica, prometían disertaciones picantes. Y la propuesta estuvo a la altura de las expectativas.

En un clima cordial, las partes intervinientes hicieron sus planteos y defendieron sus posiciones sin guardarse nada. Hubo críticas y también hubo respuestas contundentes. El rumor del aumento de las retenciones, la implementación del fideicomiso, la constante intervención del mercado, el trigo HB4, fueron los temas que rebotaron en la Mesa y protagonizaron un interesante peloteo entre los participantes.

Durante casi dos horas los disertantes aportaron sus puntos de vistas en los distintos temas por los que fueron convocados. Para lamentar fue la poca presencia de público

El panel lo completaron Daniel Asseff, Asesor General de la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales; el ingeniero Francisco Di Pane, genetista de la Chacra Experimental Integrada Barrow; la licenciada Carolina Volonté, referente de la Dirección de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales y Productos Bahía Blanca; y el señor Nicolás Paolo Gavioli, representante del Banco de la Provincia de Buenos Aires. A cargo de organizar las disertaciones estuvo Matías Fuhrer, secretario de Desarrollo Económico del municipio.

El intendente Carlos Sánchez fue el que abrió las disertaciones destacando la evolución que tuvo el trigo candeal en las últimas campañas. “El productor decidió apostar fuerte, aumentó un 700% en los últimos años la siembra de candeal. Apostar al trigo candeal es además apostar a la industria local, que le da valor agregado, que es más trabajo y mejor rentabilidad. Y eso hace crecer a un país sumamente fértil y necesitado además. Estos son los nuevos desafíos y es importante que los enfrentemos pensando en un futuro próspero y lejos de rivalidades”, aseguró.

Y llegó el turno del primer orador, Horacio Salaverri, que planteó las limitantes que enfrenta hoy la producción triguera: “En Tres Arroyos se trabaja muy bien en la segregación por calidad, pero no ocurre lo mismo en otros lugares. La segregación permite reconocerle al productor la calidad de su trigo, y esa calidad es precio. Sin esta clasificación, con la generalización de todos, no hay premios: esa es una limitante estructural en la que hay que ir avanzando”.

Luego planteó las limitantes políticas. “Año tras año volvemos a lo mismo, los problemas son los mismos, y se han aplicado posibles soluciones sin resultado. Y todavía hay funcionarios que piensan que hay capacidad para soportar un nuevo aumento de retenciones. Los cupos no ayudan a producir, y nosotros estamos para producir. Ya se probaron estas intervenciones, y no sirvieron”, indicó.

Criticó la puesta en marcha del fideicomiso para desacoplar el precio de la harina de la disparada del precio internacional del trigo. “Es una retención encubierta, lo paga el productor”, aseguró.

“El trigo aumenta el 30%, y aunque es el componente de menor incidencia (15%) igual el pan aumenta el 30%. Y el que quiere bajar los precios le ‘tira’ al productor, y ¿qué pasa con las demás cadenas? Miremos la góndola, la carga impositiva, las miradas hoy apuntan a un solo sector que no es el que más participación tiene en el valor final”, analizó.

Trigo HB4

El licenciado Asseff tiró sobre la mesa el insistente reclamo que viene haciendo la Federación de Acopiadores respecto al trigo HB4 -que en esta edición fue galardonado con la Espiga de Oro- y el riesgo comercial que, entienden, corre la Argentina.

“Estamos a favor del avance tecnológico, eso está fuera de discusión, pero no estamos de acuerdo con el manejo comercial. La aprobación supeditada a nuestro mayor comprador, Brasil, es una decisión espantosa; mientras todo el resto de los compradores no lo tienen aprobado y no lo quieren, nos parece aberrante. Como representantes de los acopiadores, nosotros queremos volumen, pero que primero se apruebe. Y nos parece desproporcionado que el Estado haya dejado sembrar más de 52.000 hectáreas cuando estaba en análisis”, planteó.

El vicepresidente de Coninagro, en tanto, pidió apoyo de Axel Kicillof. “Producimos el 40% del trigo del país, necesitamos que el gobernador nos acompañe”, indicó. Y criticó la intervención del mercado. “Se necesitan políticas que incentiven la producción, para que haya divisas para el país, inversiones, empresas y empleo”, completó.

“Hay que intervenir menos”

Matías Lestani, después de escuchar los planteos que hicieron los disertantes anteriores, intentó responder cada una de las inquietudes. “Soy productor como ustedes”, indicó antes de empezar sus argumentaciones. “Con respecto a los derechos de exportación, todos saben que mi opinión es que hay que intervenir menos. Pero eso no quiere decir que mañana volemos los derechos de exportación, porque el contexto social no lo permite. Y tampoco vamos a aumentarlos un 3%, porque no cambia nada en lo que paga el consumidor final, y lo termina pagando el productor. Si se mejora el perfilamiento de exportadores, vamos a estar con récord de recaudación este año”, indicó.

Matías Lestani, secretario de Agricultura del Ministerio de Agricultura de la Nación

Asimismo, insistió en que “los productores no somos formadores de precios, en el abanico de panificados el peso del trigo es del 7%. No definimos el precio; hay una distorsión en la cadena de muchos actores que especulan”. Y minimizó el impacto del fideicomiso, antes de aclarar que “ya estaba armado cuando asumí”.

“Generar certidumbre”

El ministro Rodríguez tuvo a cargo el cierre de las presentaciones. En primer término dedicó varios minutos a describir las distintas gestiones que se llevaron a cabo desde que Kicillof asumió la gobernación. Destacó el rol del Banco Provincia como impulsor de la actividad productiva en los territorios y aseguró que “le damos mucha importancia al financiamiento de este sector, algo que comparten Axel y el presidente del Banco Provincia”.

Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires

Rodríguez admitió, finalmente, la existencia de incertidumbre en los mercados, pero apuntó a recordar que “venimos de dos años de pandemia para los que no había ninguna predicción; este contexto generó dificultades pero sobre todo desconocimiento sobre cómo iba a seguir. Y ahora necesitamos certezas respecto del contexto de este conflicto bélico, y esa es nuestra responsabilidad como Gobierno. Pero siempre entendiendo el contexto”.

Y finalizó respecto a esta nueva campaña: “Partimos de un escenario positivo al que le sumamos financiamiento. Por eso hay que transmitir que nosotros queremos generar condiciones de certidumbre, algunos podrán interpretar que algunas medidas apuntan a eso y otras no, pero nosotros hablamos de rentabilidad. Y eso depende de numerosas variables, como precios de los insumos, de los alquileres, entre otras, pero la mirada general está en generar esa certidumbre, ya no sólo para los productores agropecuarios sino para toda la sociedad. En este contexto difícil, nuestra responsabilidad es brindar certezas: el horizonte es difícil, pero apuntamos a incrementar la producción, dando herramientas y apuntando siempre al diálogo para lograr los objetivos”.