Las particularidades del mercado argentino de fertilizantes

Entre el 21 y 23 de marzo, se realizó Fertilizer Latinoamericano con la participación de más de 500 actores del negocio de los fertilizantes. Profertil, en representación de Argentina, planteó su visión de esta actividad clave para la agricultura mundial. “La variabilidad es alta y las compañías tenemos que estar preparadas para enfrentar esa realidad”, indicó Mario Sufritti, gerente comercial de la empresa, sobre el mercado local

 

La cumbre latinoamericana de los fertilizantes “Fertilizer Latinoamericano” se llevó a cabo en Miami, Estados Unidos, entre lunes y miércoles y contó con la participación de Profertil, la empresa líder en producción de urea granulada en la Argentina. La firma planteó en el evento su visión actual y futura de una actividad clave para la agricultura mundial. Estuvieron presentes más de 500 actores clave del negocio de los fertilizantes en la región, pertenecientes a más de 300 destacadas empresas del sector.

Del lado argentino, tuvo especial importancia la participación de Mario Sufritti, gerente comercial de Profertil. En primer lugar, el ejecutivo señaló que “el mercado argentino de los fertilizantes es diferente a otros de América Latina. Un año puede crecer 5%, pero eso no asegura que vaya a seguir en ese ritmo al año siguiente. La variabilidad es alta y las compañías tenemos que estar preparadas para enfrentar esa realidad”.

Y luego, con miras al futuro, indicó que “nadie puede prever las cosas, particularmente en este contexto que tenemos en 2022”.

Jugador de peso

Argentina es el segundo exportador mundial de maíz y un jugador determinante en el mercado mundial del trigo. Y la urea es clave para la productividad de ambos cultivos. De ahí el interés que generó la participación de Sufritti.

El representante de Profertil afirmó, además, que “el desafío más grande que tendrá el mercado es desarrollar la habilidad de adaptarse a las distintas circunstancias, tanto mundiales como en el caso nuestro, a algunas locales como la baja histórica del río Paraná, que complica severamente la logística y sube los costos”.

Dos grandes protagonistas

Argentina y Brasil fueron figuras destacadas en el evento: generaron mucho interés incluso en actores que llegaron desde otras regiones (hubo participantes de más de 45 países). Además, entre todos analizaron la compleja coyuntura actual del sector, determinada de manera fundamental por la guerra entre Rusia y Ucrania.

En tanto, los dos países, claves como productores y exportadores de fertilizantes y alimentos, marcan actualmente el ritmo del mercado mundial. Pero esta crisis se suma a la reciente de la pandemia de Covid, con lo cual el negocio de los fertilizantes viene de varios años de complicaciones importantes.

En ese contexto, los representantes de Argentina y Brasil despertaron un fuerte interés, como los dos países más importantes de la principal región productora de alimentos en el mundo.

Fertilizantes y sustentabilidad

También hubo un panel específico en Miami sobre la importancia de los fertilizantes en América Latina y de la producción de alimentos en la región para cubrir la demanda y las necesidades del mundo. También el foco estuvo puesto en cuestiones de sustentabilidad y la atención creciente que debe prestar a este tema la industria de los fertilizantes.

Al respecto, Sufritti mencionó que Profertil es líder en la implementación de prácticas sustentables en la elaboración de fertilizantes. “Por supuesto, uno de los ejes de trabajo que tenemos en Argentina es seguir bajando el impacto ambiental y mejorar la huella de carbono de la agricultura, para lo cual recurrimos a muchas herramientas tecnológicas en las que el país es referente global”, afirmó.

En ese sentido, habló de la siembra directa, la utilización de herramientas de precisión y digitales y el uso de fertilizantes especiales. A su vez, precisó un dato que generó impacto entre los asistentes a la cumbre en Miami: el 60% de la energía que usa Profertil en su planta, para la fabricación de urea, proviene de una fuente 100% renovable: el viento.