El avance del diálogo entre Rusia y Ucrania desplomó el precio del trigo

El cereal perdió casi u$s 16 en Chicago y llegó a bajar casi u$s 30 durante la jornada de ayer en que trascendió una posible tregua en el conflicto bélico. La soja y el maíz también volvieron a caer

 

Un avance en las negociaciones entre Rusia y Ucrania llevó al precio del trigo barranca abajo en el mercado de Chicago. La jornada del martes cerró con una caída de u$s 15,71 en el contrato a mayo, por lo que el cereal culminó el día con una cotización de u$s 372,67. La baja podría haber sido aún más profunda, ya que a lo largo de la rueda el rojo llegó a ser de u$s 25 por tonelada.

Esta reacción bajista fue como consecuencia, según la consultora Granar, de los acuerdos básicos que alcanzaron Rusia y Ucrania durante una reunión en Estambul (Turquía): que las tropas rusas no avanzarán sobre Kiev y Chernihiv, y que el gobierno ucraniano desistirá de su ingreso en la OTAN y de albergar bases militares extranjeras, además de cualquier aspiración nuclear. Incluso se dejó entreabierta la chance de un encuentro entre los presidentes Putin y Zelensky.

Bajo este panorama, hay operadores que estiman que en abril Ucrania podría estar retomando sus exportaciones de trigo, y por eso el mercado reaccionó a la baja.

De todos modos, todavía una solución no aparece en el corto plazo y por eso “la volatilidad continuará siendo una lógica para los precios del trigo -y del resto de los granos- según se sucedan declaraciones y hechos en los próximos días”, indicó Granar.

Soja

En el poroto, la baja del día fue de U$S 7,81 hasta posicionarse en U$S 603,70 la tonelada, en la posición mayo.

“Los precios cerraron en baja por segunda rueda consecutiva en Chicago, en medio de una liquidación general de contratos ejercida por los fondos de inversión ante la chance de que tras la reunión en Estambul se hayan alcanzado puntos de encuentro entre Rusia y Ucrania para iniciar un cese de hostilidades. Este retiro de ganancias de los especuladores se efectivizó incluso a pesar del alto grado de escepticismo que persiste en cuanto a ver resultados concretos del diálogo en un corto plazo”, insistió Granar.

De todos modos, hay otros factores que presionan a la oleaginosa: la continua caída del petróleo, el progreso de la cosecha en Sudamérica y las noticias que llegan desde China, con rebrotes de Covid y con márgenes negativos para los productores de porcinos que los ponen en la búsqueda de alimentos alternativos a la harina de soja más económicos.

Maíz

En el cereal, el retroceso diario fue de U$S 8,76, hasta ubicarse en U$S 285,91 en la posición más cercana.

“El maíz cerró en baja en Chicago por la liquidación de contratos de los inversores y en simpatía con la caída del trigo. Hoy todo estuvo relacionado con el cónclave sostenido por los negociadores de Rusia y de Ucrania en Turquía. La chance de un cese del fuego, aunque por demás endeble, resultó suficiente para que los especuladores optaran por retirar ganancias”, reiteró Granar.

La clave es si se reactivan las exportaciones desde el Mar Negro y qué sucederá con las siembras 2022/23, que en Ucrania deberían comenzar en los próximos días. La semana pasada el Ministerio de Agricultura de Ucrania indicó que la siembra de maíz podría oscilar de 3 a 3,3 millones de hectáreas, frente a los 5,4 millones de 2021. Un alto el fuego podría mejorar esa previsión.

En tanto, “las buenas perspectivas para la segunda cosecha de maíz en Brasil sumaron a la tónica bajista”, agregó Granar.