Rústicos destetó otro rematazo en Río Cuarto

En dos horas y media el martillo de Roberto Mondino vendió los 8.300 terneros y terneras en el Especial del Destete que se realizó ayer en Córdoba y con la televisación de Canal Rural. La muy buena calidad de hacienda ofrecida por remitentes de toda la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y La Pampa, tuvo su premio con valores destacados en la mayoría de los lotes. “Fue un remate sin fisuras”, resumió el consignatario Sergio Amuchategui

 

Estaba todo dado para que Río Cuarto se transformara en la fiesta del ternero. Y así fue. Por eso la satisfacción de todos los integrantes de Rústicos y de la consignataria Alfredo S. Mondino cuando después de dos horas y media de ventas a valores destacados, Roberto Mondino bajó el martillo por última vez en el restaurant del Golf Club de Río Cuarto.

Misión más que cumplida. Por volumen, por calidad y por precio.

Fueron 8.300 terneros y terneras, que compusieron “una verdadera exposición”, según definió el propio Alfredo S. Mondino. El fundador de la consignataria cordobesa estuvo a cargo de correr el telón de las ventas en un salón en el que había vendedores y compradores de varias regiones productivas que viajaron a Río Cuarto para verse las caras y conocerse, como si la subasta fuera presencial.

Quedó demostrado que fue un gran acierto haber concretado la venta en la ciudad cordobesa y que los remitentes, la gran mayoría bonaerenses, fueran a las tierras de la demanda.

El Rústicos Especial del Destete se realizó en el Río Cuarto Golf Club y contó con la participación de varios criadores de Tres Arroyos

Antes de que comenzaran las ofertas hubo tiempo para que Alfonso Bustillo, presidente de la Asociación Argentina de Angus, valorara la tarea que realiza Rústicos y también le entregara una plaqueta a Alfredo Mondino por los 40 años de trayectoria de su consignataria.

Después sí fue el turno de que se pusiera en marcha un remate “que no tuvo fisuras”, tal definió Sergio Amuchategui, el creador de Rústicos.

Carga genética

Comenzaron a pasar los lotes de terneros que tenían un común denominador: carga genética. Está claro, la calidad de la hacienda es la clave del éxito. Pero hubo otros factores en los que se apoyó un gran remate. La muy buena presentación de los videos, el trabajo del equipo de Mondino y todo el oficio de Roberto en el martillo para exprimir al máximo la voluntad de cada comprador, y también llevar el trámite con espontaneidad y humor.

Así el remate se fue transformando en la fiesta del ternero que prometía.

“Hoy se premió al criador. En un remate de 2.000 terneros puede haber 500 buenos que hacen la diferencia. Acá eran todos buenos y todo se vendió muy bien. Se iban subiendo los kilos y los precios seguían sostenidos”, analizó Amuchategui.

Todo el oficio de Roberto Mondino en el martillo para exprimir al máximo la voluntad de cada comprador, y también llevar el trámite con espontaneidad y humor

Con un arranque fuerte de los terneros livianos, con varias manos, la puja siguió con el paso de los lotes, y la suba del kilaje. La tarde se ponía más movida y la lucha se hacía más atractiva cuando a la calidad de la hacienda se le agregaba plazo.

“Hubo terneros que hicieron 440 pesos por kilo, y terneros pesados que anduvieron en los 400 pesos. Son precios importantes. Todo el remate fue firme”, indicó Amuchategui.

Rústicos y federales

“Fue una gran película de terneros. Un orden de venta hecho por kilaje, fue un remate genuino, respetando al criador de 25 terneros y al de 1.000, todos en un mismo lugar, a la misma hora, con los mismos derechos y con la misma responsabilidad comercial por parte de Mondino y su equipo”, aseguró.

Las planillas reflejan que el primer remate que Rústicos -conformado en sus inicios por criadores de Tres Arroyos- llevado a cabo fuera de la provincia de Buenos Aires marcó la consolidación de la federalización de la marca. Del Especial del Destete participaron 41 criadores, 38 bonaerenses, 2 de La Pampa y uno de Santa Fe. La hacienda fue remitida de 34 localidades y fue adquirida por 46 compradores de Buenos Aires, Mendoza, San Luis, Córdoba y La Pampa.

Del Especial del Destete participaron 41 criadores, 38 bonaerenses, 2 de La Pampa y uno de Santa Fe. La hacienda fue remitida de 34 localidades y fue adquirida por 46 compradores de Buenos Aires, Mendoza, San Luis, Córdoba y La Pampa

“Fue un lindo remate, con muy buena hacienda, con tropas destacadísimas. Fue una exposición. Y cuando vos juntás esta genética con la demanda y le sumás un gran trabajo comercial, se da un rematazo como este”, definió Roberto Mondino.

“Se dieron muy buenos precios con un mercado al que no le sobra nada y en un momento que hay mucha salida. El que vendió puede estar tranquilo que vendió bien, y el que compró, también”, agregó el martillero.

Una muy buena síntesis de un remate que fue una fiesta. La fiesta del ternero.