Agilidad, firmeza y precios en el remate de Consultora Ganadera

La venta de más de 1.300 cabezas realizado en conjunto con Ferias Rauch fue un cóctel con muy buenos ingredientes. Más de 70 remitentes, compradores de la zona, La Pampa, Córdoba y Santa Fe, y valores similares y hasta por encima (en el gordo) a los de Liniers

 

Hace 15 días, cuando se tomó la decisión de realizar el remate, ni Agustín Lizzi, titular de Consultora Ganadera; y Pablo San Cristóbal, presidente de Ferias Rauch, se imaginaban este resultado. No porque fueran pesimistas, sino porque la venta se armó en muy poco tiempo. Pero la subasta terminó superando las expectativas y siendo mejor de lo esperado, en cantidad de cabezas vendidas, en número de remitentes, y en precio.

“Se vendió todo, se vendió rápido, a valores de mercado y con algún lote de gordo que incluso estuvo por encima. Así que más que contentos con lo que fue el remate”, resumió Lizzi con satisfacción en lo que fue la segunda venta en la feria que hizo Consultora Ganadera (la primera fue exactamente hace un año).

“Un remate bárbaro, como nos tiene acostumbrados Tres Arroyos. Yo estoy sorprendido por la cantidad de remitentes, que fueron más de 70, y el agradecimiento para los compradores, que se vienen afianzando, hubo gente que vino desde La Pampa, de Córdoba, de América. Estamos muy conformes”, manifestó San Cristóbal, quien estuvo a cargo del martillo la hora y media que duró la subasta.

Los más de 70 remitentes dejaron en claro que la feria es una muy buena herramienta comercial para aquellos productores que no tienen volumen como para llenar una jaula. Los compradores de regiones alejadas, en tanto, demostraron que, principalmente en lo que es invernada, el animal de esta zona tiene mucha demanda.

“La invernada se vendió muy bien, siempre digo que por la calidad del ternero de esta zona es muy buscado. La genética de acá da sus frutos en los corrales. Los compradores de Córdoba, de Santa Fe y de otras zonas, no dudan en levantar la mano”, indicó Lizzi.

Después de venir a máxima velocidad en la venta de la ternerada, el trámite se hizo un poco más pesado con la vaca, hasta que se decidió dar más plazo y todo volvió a fluir. “Si bien teníamos muy buena vaca, dimos algunos días más sobre la marcha y se destrabó. Terminamos vendiendo todo lo que es cría con 30, 60 y 90 días. Y tenemos que agradecer a la gente de La Agrícola Ganadera que no dio una mano”, explicó Agustín.

“El consumo mantuvo la firmeza y la vaca terminó con valores incluso superiores al mercado”, aportó San Cristóbal para ponerle el broche a las palabras de una tarde que ofreció un cóctel con muy buenos ingredientes.

A continuación, el detalle de la venta:

Fuente: Entre Surcos y Corrales