Esperan una convocatoria masiva al tractorazo de mañana hacia Plaza de Mayo

Productores autoconvocados creen que tendrán apoyo no sólo del sector, sino de la toda la sociedad; no habrá discursos, solo se leerá una proclama

 

Bajo la consigna “El campo se une al reclamo del pueblo”, mañana se realizará en la ciudad de Buenos Aires una protesta con tractores y camionetas que terminará en la Plaza de Mayo en rechazo a la presión impositiva y a la intervención del Gobierno en los mercados de granos y carne, entre otros puntos, según los ruralistas.

Organizada por productores autoconvocados del norte bonaerense, sur de Santa Fe y de Córdoba, cuenta con la adhesión de cientos de sociedades y asociaciones rurales de todo el país, pero no de las cuatro entidades nacionales que conforman la Mesa de Enlace: Sociedad Rural Argentina (CRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Federación Agraria Argentina y Coninagro. No obstante, la expectativa de los organizadores es elevada. Desde hoy comenzaron a llegar en carretones los primeros tractores hasta Costanera Norte, cerca del Aeroparque Jorge Newbery. También ya hay productores que están viajando para hacer la vigilia esta noche.

En este contexto, los autoconvocados siguen ultimando detalles de la logística hacia el centro porteño. A la vez, continúan adhiriéndose nuevas entidades de diferentes lugares del país. Según contaron, ya son más de 200 las asociaciones ligadas al sector agropecuario que apoyaron y piensan estar presente en la movilización.

En relación a los puntos de encuentro de las camionetas y vehículos particulares informaron que será el cruce de la rutas nacionales 8 y; 9 con la 193, a las 8 de la mañana. De ahí y por Panamericana, partirán hacia Udaondo y Avenida del Libertador donde, en caravana, se juntarán con los tractores para marchar desde las 12 hasta Plaza de Mayo, donde estiman arribar a las 15.

En tanto, en la plaza y desde temprano, habrá un grupo de productoras que se encargarán del armado del carretón, porque si bien no habrá un escenario ni discursos, un productor leerá la proclama de la movilización.

Entre los puntos que repasarán durante la manifestación estarán “la asfixiante carga impositiva que tiene el sector productivo, la brecha cambiaria y las retenciones, como así también la intervención estatal en los mercados”, según explicaron.

Para Ariel Bianchi, de la Asociación Argentina de Productores Autoconvocados (AAPA), hay mucha expectativa por el éxito de la marcha. “Porque no solo la gente del campo está harta y cansada, también nos van acompañar los habitantes de la ciudad que nos dijeron que desde hace tiempo nos estaban esperando. Ojalá no quede solo en una marcha sino que se logre algún cambio positivo para el sector y la sociedad”, remarcó.

En esa línea, el productor riocuartense y presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), que abarca Córdoba y San Luis, Javier Rotondo, dijo que espera que haya un gran acompañamiento por parte de la población, aunque afirmó que “lamentablemente esta marcha no va a solucionar los problemas que tiene el campo”.

“Queremos visibilizar una situación de hartazgo, no solo del sector agropecuario, sino de todas las pymes y de la clase media argentina. Estamos frente a toda una clase política que está de espaldas a la gente y lo único que hace es discutir posicionamientos políticos en la Corte Suprema de Justicia o en el Consejo de la Magistratura. Por eso la marcha se va a teñir también de esos reclamos. Esperamos manifestarnos en paz. Pero soy escéptico de que el Gobierno tome nota del reclamo genuino de gran parte de la sociedad”, puntualizó a LA NACION.

En cuanto a la concurrencia de asistentes, destacaron que esperan una marcha multitudinaria, incluso más que el 9 de julio pasado en San Nicolás, donde hubo más de 65.000 personas. Si bien insisten en remarcar que la marcha es apartidaria y no tiene tinte político, hubo dirigentes que expresaron su respaldo.

La Nación