El Estudio Borioni organizó un gran festejo con mucho valor agregado

El salón de la confitería La Perla quedó chico para la jornada de agronegocios pensada como festejo por el 30 aniversario de la firma. Con invitados presenciales y vía zoom de primer nivel, el encuentro fue un valioso aporte para los invitados

 

La idea de celebrar el 30 aniversario de su estudio con una jornada de agronegocios con destacados invitados terminó siendo el mejor regalo que Juan Pablo Borioni hubiera podido hacerle a sus amigos y clientes. La tarde / noche en el salón de la confitería La Perla terminó siendo un festejo de verdadero valor agregado, porque todos los disertantes aportaron para que el encuentro sea enriquecedor.

“Me pareció mucho más interesante y productivo organizar una jornada de agronegocios con invitados que aportaran experiencia y conocimiento que hacer una gran cena por los 30 años”, explicó Borioni. Y el abogado no se equivocó. Si bien había una capacidad física limitada, y por ende no hubo una invitación masiva, tentados por el rico menú terminaron sumándose más personas de las estimadas. Así fue que el hall de entrada al salón debió transformarse en una sala anexa para albergar a los invitados.

El salón de La Perla quedó chico para la convocatoria de la interesante jornada organizada por el Estudio Borioni

La presencia en el escenario montado sobre una de las cabeceras de Pedro Vigneau, presidente de Maizar; Bernardo Cané, ex titular del SENASA; el analista de mercados Pablo Adreani; y el productor italiano Marco Fovini; más el aporte vía zoom de Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina; Mónica Mondino, periodista de El Cronista Comercial y productora agropecuaria; José Antonio Alvarez, productor agropecuario con intensa actividad en las redes sociales bajo el nombre de “Bumper Crop”; y Bernardo Piazzardi, del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral y director de la Agencia de Inversiones de Santa Fe, fue la propuesta que lejos de ser algo rígido terminó generando un ida y vuelta más enriquecedor aún.

Acompañaron a Borioni como modeladores de la jornada Diana Arias y Horacio Mazzola, otorgándole dinamismo a la reunión y maquillando los pequeños baches producidos por cuestiones de la tecnología.

Pulseada de mercado

La jornada arrancó con un breve discurso del abogado anfitrión, para luego darle paso al consultor Pablo Adreani quien estaba sentado en el living montado sobre el escenario. El ingeniero hizo un análisis de lo que está pasando hoy en el mercado granario y las proyecciones que se hacen en cuanto a la pulseada que mantendrán en el mediano plazo los factores alcistas (baja relación stock/producto; guerra entre Rusia y Ucrania) y bajistas (inflación en todos los países del mundo, y devaluación de las principales monedas).

El consultor Pablo Adreani estuvo a cargo de la primera disertación

“Lo que está ocurriendo es algo histórico y habrá que esperar por lo menos cinco o seis semanas para ver cómo se comportarán los mercados y hacia dónde vamos”, manifestó.

Después fue el turno de la economista Diana Mondino, quien paseó por distintos temas, y se detuvo en lo que ocurre con las exportaciones bajo las políticas oficiales que tiene nuestro país. “Las exportaciones están cada vez más restringidas. El agro se hubiera visto beneficiado si podían exportar más. En el agro permanentemente hay problemas climáticos, y a veces ganas y a veces perdés. Si cuando ganás te van a cobrar un impuesto, entonces compensá cuando perdés también”, señaló.

Y resaltó la figura de los productores y marcó que “en vez de cobrar 200 y pico por el dólar, cobra la mitad. A eso, según qué rubro sea, hay que agregarle las retenciones. En Argentina, un productor ya tiene un 35% de ganancias y si quiere retirar tiene que pagar un 7% más. Y eso sobre las ganancias”.

Retenciones

Acto seguido, en la continuidad de los disertantes virtuales, copó la pantalla Nicolás Pino, quien hizo un repaso de las distintas acciones que desde su entidad y también en conjunto con la Mesa de Enlace, llevaron a cabo para amortiguar las medidas que va tomando el Gobierno y afecta la rentabilidad del campo. En ese sentido, Pino destacó como uno de los mayores logros “que el ministro Julián Domínguez haya dicho públicamente que no se tocarán las retenciones”.

Respecto al reclamo que se está tramitando en la Justicia por considerar que desde el 1 de enero, ante la falta de un presupuesto, el cobro de derechos de exportación es anticonstitucional, comentó que sigue su curso “y hay que esperar lo que se dictamine”. En el tema jugó un papel preponderante Juan Pablo Borioni, ya que fue uno de los abogados que le advirtió a la Sociedad Rural que era posible ir a la Justicia por el cobro, según entendió, indebido de retenciones.

Integración vertical

Más tarde apareció en la pantalla Bernardo Piazzardi quien presentó los resultados más destacados de la Encuesta sobre las Necesidades del Productor Agropecuario Argentino (ENPA), realizada con el apoyo metodológico de la Universidad Purdue (Estados Unidos), para conocer las preferencias de los productores locales a la hora de tomar decisiones de negocios. “El campo argentino ya no es el mismo que el de los últimos 20 años. El modelo de negocios cambió hacia un modelo de integración vertical donde las alianzas entre empresas serán imprescindibles”, explicó.

Quienes toman las decisiones dentro de las empresas son más jóvenes y con mayor formación académica que las generaciones que los precedieron. Alrededor del 61% de los productores encuestados tienen al menos un título universitario y el 7% un título de postgrado. Entre los graduados universitarios, el 70% es de Ciencias Naturales, el 16% viene del mundo de las ciencias sociales, solo el 11% de Ciencias Económicas, y apenas el 3% de ingenierías y Ciencias Exactas. “Se trata de una educación estrictamente técnica productiva y el driver de un negocio, a veces no pasa sólo por lo técnico productivo, sino que hay que disponer de una buena estrategia de comercialización, de administración de riesgos y de financiamiento, entre otras. En todas estas áreas extras productivas técnicas, estos grandes tomadores de decisiones hacen un poco de agua en eso o necesitan asistencia”, advirtió Piazzardi.

El desaliento

Se sumó luego al zoom, “Bumper Crop”, quien describió su experiencia como productor en el sudeste bonaerense y también en los campos de Estados Unidos. Alvarez es ingeniero y administra un establecimiento en Rojas y también trabaja en Tres Arroyos, Adolfo Gonzales Chaves y Necochea. Además trabaja en el estado de Illinois, en pleno cinturón maicero norteamericano. “Desde que volvieron las retenciones hace 20 años estamos desalentados”, aseguró.

 

“Bumper Crop” describió su experiencia como productor en el sudeste bonaerense y también en los campos del cinturón maicero de Estados Unidos

“La Argentina está trabajando a la mitad de su capacidad productiva y eso es por la presión fiscal que genera que muchas zonas no puedan producir, y las que producen lo hagan a un nivel mucho menor”, agregó.

Y completó: “Aún cuando la coyuntura internacional beneficie al país por ser productor de alimentos, las retenciones, la brecha cambiaria y los límites a la exportación perjudican a la agroindustria en el corto y largo plazo”.

La huella de carbono

La atención de la nutrida concurrencia volvió al living de La Perla para escuchar a Pedro Vigneau, ex presidente de Aapresid y actual titular de Maizar. “La realidad que veo es que la gestión de la fotosíntesis es un vector que le va a dar una oportunidad inmensa a nuestro país, y la cadena del maíz y del sorgo tienen un lugar protagónico ahí, porque son plantas carbono 4 con una eficiencia fotosintética superior sobre las que son carbono 3, por eso son tan importantes en la rotación y en todo lo que tiene relación con la huella de carbono”, explicó.

Y destacó “El mundo está cambiando a una velocidad inusitada hacia todo lo que tiene que ver con lo renovable, la oportunidad es inmensa más aún cuando Argentina tiene casi el 90% de la superficie agrícola en siembra directa. Y cuando empezás a medir huellas (como midió Argentrigo el año pasado), vemos que estamos 70% debajo en huella de carbono sobre los trigos europeos, 30% por debajo de los trigos australianos”.

Juan Pablo Borioni junto a su staff en la previa a la exitosa jornada de agronegocios

Marco Fovini continuó como orador, y describió cómo trabaja en su campo La Aurora, establecimiento modelo por cómo gestiona la producción de carne y por la utilización de energía solar.

El cierre de las disertaciones estuvo a cargo del ex titular del Senasa, Bernardo Cané, y quien hizo un breve estado de situación de la ganadería argentina en sanidad, producción y acceso a mercados. En este sentido, remarcó que “ya tiene 30 años el plan de erradicación de aftosa, el modelo público privado más exitoso de los últimos años, y lo más interesante es que ha manejado un presupuesto privado de más de 3.000 millones de dólares desde que se lanzó y acumula una legitimidad admirable”.

Cané, además destacó la jornada organizada por Borioni. “Es altamente valorable la iniciativa de Juan Pablo, porque el sector agropecuario debe jerarquizarse, debe mejorar su autoestima, su planeamiento estratégico y ser reconocido como el eje fundamental de la economía de este país”.

Un muy buen cierre para la crónica de una noche de festejo, de agronegocios y de mucho valor agregado.