El mercado de cebada sigue esperando una reacción que tarda en llegar

Se está observando un debilitamiento de precios ante la calma en los negocios. Bajos volúmenes de producción global, stocks ajustados y problemas de calidad alientan la posibilidad de una reactivación. El análisis mensual de los especialistas en el cultivo Mario Cattáneo y Fidel Cortese

“A la espera de una ‘reacción’ que no llega, el mercado de cebada observa un debilitamiento de precios como consecuencia de la consolidación de buenas producciones en Argentina y Australia y de la baja demanda, en especial en el mercado maltero/cervecero. Los bajos volúmenes de producción global, los stocks ajustados y los problemas de calidad detectados podrían alentar una reactivación de la actividad comercial en los meses previos a la cosecha del hemisferio norte”, indican a modo de conclusión general de la situación actual en su último informe sobre la cadena cebadera los especialistas Mario Cattáneo y Fidel Cortese.

El mayor impacto en el comercio en los últimos años se ha dado por una importante disminución de las importaciones tanto de China como de Arabia Saudita, los dos mayores compradores de cebada del mundo.

“En el caso de China, ha pasado de importar 12 millones de toneladas, en el 2020/21, a un promedio anual de algo más de 8 millones en los últimos 3 ciclos. Arabia Saudita importó 6 millones en la campaña 2020/21, teniendo un promedio de poco más de 4 millones en el último trienio. La suma de la caída en importaciones de los dos mencionados países totaliza unos 6 millones de toneladas de cebada que no han estado en el mercado mundial en los últimos años”, explican los ingenieros en el informe que publican todos los meses en el sitio especializado cebadacervecera.com.ar.

Hemisferio norte

En Europa, la situación de la demanda sigue sin recuperarse. Sin embargo, los problemas de calidad observados hacen que se mantenga un alto “spread” entre la cebada forrajera y la cervecera. “Los volúmenes de producción han sido buenos, pero la variabilidad climática ha provocado diferencias de calidad que hay que considerar”.

Para Canadá se confirma la producción del presente ciclo en 8,85 millones de toneladas. “Con una calidad heterogénea, se estima que el volumen producido facilitará el abastecimiento local y de exportación. En este país se observa una baja importante del precio de la cebada forrajera como consecuencia del mayor ingreso de maíz desde Estados Unidos. Analistas estiman que esta situación tendría influencia en la siembra de cebada 2024, la cual se vería reducida en superficie”.

Hemisferio sur

En Australia la cosecha ha finalizado, luego de los retrasos en el Este a causa de lluvias al final del ciclo del cultivo. “Estas precipitaciones inoportunas han ocasionado problemas de calidad que disminuyen, especialmente en la región mencionada, la tasa de selección para malterías”, indicaron los especialistas.

“Se estima una producción total de 11,2 millones de toneladas. Es intenso el movimiento exportador que, como es lógico, tiene como principal destino a China, y se pronostica que a fines del mes de febrero Australia haya exportado alrededor del 80 % de su saldo exportable de cebada”.

Campaña argentina

Respecto a la campaña 2023/24, la cosecha de la misma ha finalizado. Los ingenieros destacan que hubo bajos rendimientos y calibres bajos en el sudoeste de Buenos Aires y en la región norte, desuniformidad en el centro norte de la Provincia de Buenos Aires y con rindes superiores a la media en el sudeste de Buenos Aires.

“Se estima que la calidad obtenida, en cuanto a los parámetros de contenido de proteína y calibre, si bien se han observado valores fuera de standard, el volumen de cosecha permite realizar una buena selección cubrir las necesidades del mercado maltero/cervecero tanto doméstico como de exportación”, explicaron.

“Lluvias y tormentas intermitentes retrasaron las labores de cosecha y en casos puntuales se han generado algunos casos de grano pregerminado”, agregaron.

La superficie cosechada estimada para esta campaña es de 1,15 millones de hectáreas, y de acuerdo a los rindes obtenidos se estima una producción de entre 4,7 y 4,8 millones de toneladas.

Compartí esta noticia en: