Ferias eran las de ahora

Por volumen, calidad, cantidad de remitentes, manos, marco y valores de mercado, el remate mensual de los Arzoz y Sucesores de Brivio tuvo gusto a las viejas épocas ferieras. Una propuesta comercial consolidada y que no para de crecer

Con una oferta de 1.301 cabezas que desbordaron los corrales. Con compradores y público de la zona y llegados de una amplia región, que le dieron un lindo marco a la feria. Con una demanda muy activa que traccionó los valores para lograr cifras de mercado. Y con un clima que acompañó ofreciendo una tarde primaveral, el remate mensual de los Arzoz y Sucesores de Brivio terminó siendo para enmarcarlo.

Un encierre generoso en volumen y destacado en calidad en la mayoría de los lotes enviado por 59 remitentes, y entre el que había una importante cantidad de vacas -como siempre protagonista en las instalaciones feria de la Sociedad Rural de Tres Arroyos-, y manos de la zona y también de la región evidenciaban el contraste de la foto que ofrece hoy la provincia de Buenos Aires por el clima. Parte de la oferta venía de zonas donde la seca sigue lastimando; parte de los compradores eran de sectores que han sido beneficiados con las lluvias que dejó El Niño.

Un trámite

El inicio de la venta fue con unos lindos lotes de consumo, momento en que se registró el mayor valor de la subasta: vacas nuevas de 520 kilos se pagaron 1610 pesos el kilo. Con el martillo de Ricardo fue saliendo todo el resto de la vaca, siempre con oferta y pujas, y en general muy buen estado.

Los toros, otro clásico de estos corrales, completaron la gorda oferta de hacienda a la balanza vendidos con agilidad.

Llegó el turno de la invernada, y también de la aparición del plazo: 30 y 60 días, y hasta un lote de 30, 60 y 90 días. Con valores firmes salió toda la ternerada.

Tarde redonda

“Tenemos que agradecerles a todos los remitentes que participaron de esta feria, a los colegas, a los amigos, a los compradores y a todos los que nos acompañaron. Hemos tenido un remate muy importante en lo que es en cantidad, con calidad sobresaliente en todas las categorías, y creo que fuimos encontrando las manos poco a poco. Todo el equipo trabajó muy bien para que sea un muy lindo remate”, comentó Tomás Arzoz en el final de la tarde.

El menor de los Arzoz, que antes de la venta había hecho hincapié que entre la oferta se destacaba mucha vaca nueva de calidad que estaba en condiciones de ir al campo, explicó: “Hubo muchos operadores, mucha gente zonal y regional que salió a comprar esa mercadería, y pudimos defenderla muy bien”.

En tanto, Ricardo contó que “nos quedaron manos que no pudieron comprar vaca. Yo tenía una mano de Saladillo y otra de Alvear por tres, cuatro o cinco jaulas, pero andaban con otro número. Y felizmente lo que rescato es que se le da una mano de alguna manera, humildemente lo digo, al productor, que tiene que sacar esta vaca por una emergencia, por sequía, podérsela vender medianamente bien. Eso me pone muy contento”.

Tras aclarar que “hubo lotes importantes también de invernada que salieron en muy buenos valores, y algún lotecito por ahí la faltó un pesito”, Tomás destacó el regreso del plazo. “En todos los remates está volviendo el 30 y 60 días, que era impensado hace cuatro meses. Y creo que ante la posibilidad de tener un país previsible, es una alternativa que se va a volver a instaurar y que vamos a volver a trabajar con tranquilidad”.

Así los Arzoz le pusieron final a otro remate en conjunto con Sucesores de Brivio, una propuesta que surgió antes de la pandemia y que mes a mes no para de crecer. El viernes 3 de mayo es la próxima parada del remate que consolidó la plaza feriera de Tres Arroyos.

Los valores

Firma: Arzoz y Cía. en conjunto con Sucesores de Brivio
Remate: Físico
Lugar: Feria de la Sociedad Rural Tres Arroyos
Martillo: Ricardo Arzoz
Animales: 1.301
Categorías: Gordo e Invernada
Plazo: 30 – 60 y 90 días

Compartí esta noticia en: