“En el campo no hay más plata. ¡Se acabó, miren para otro lado!”

Ese fue el mensaje que el titular de la Federación de Acopiadores, Fernando Rivara, envió al “señor presidente, señores gobernadores, señores intendentes”, durante su apertura de A Todo Trigo 2024. También atendió a los exportadores y volvió a la carga contra el trigo HB4

“En estos 20 años, bajo el pretexto de proteger la mesa de los argentinos, hemos experimentado las más absurdas medidas relacionadas con el trigo: restablecimiento de retenciones, restricciones cuantitativas, ROES, cierre de exportaciones, balance de equilibrio y fideicomisos como el Feta. Su resultado fue una mesa de los argentinos destrozada por la inflación, mientras nuestras producciones y exportaciones se desplomaron”, criticó Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores en la apertura de A Todo Trigo 2024, que se está realizando en Mar del Plata.

“Volver a los parámetros normales para estabilizar la economía es una tarea dolorosa, pero al mismo tiempo indispensable para pensar en el crecimiento”, agregó Rivara, quien resaltó la mejora que se está viendo a partir del primer trimestre de este año, respecto de la relación insumo/producto del trigo.

Sin embargo, ante la mirada del secretario de Bioeconomía Fernando Vilella no ahorró en advertencias: “Me voy a tomar el atrevimiento de hablar en nombre del campo argentino: señor Presidente, señores gobernadores, señores intendentes, en el campo no hay plata ¡Se acabó, miren para otro lado!”, remarcó.

“No obstante este reciente cambio positivo en los precios, una mirada hacia el futuro en términos del crecimiento sostenido de nuestra economía, sin restricciones externas, nos obliga a trabajar en la eliminación de los derechos de exportación del trigo”, dijo.

Rivara remarcó que si Argentina “tiende  una mirada a la productividad pagará un precio muy caro”. Y eso lo conectó con las arcas oficiales y Tierra del Fuego. “Nos dicen que las cuentas del Estado no cierran.  También le aportamos la solución al señor presidente: elimine el privilegio que tiene un grupo de empresas instaladas en Tierra del Fuego. Son más de 1.000 millones de dólares cada año.  Desde 1972 todos los argentinos estamos regalando a esos empresarios  montañas de dólares.  Es hora de decir basta ¡son 52 años y más de 40.000 millones de dólares!”.

Y agregó: “Basta de meterle la mano en el bolsillo a gente que está cosechando mucho menos de lo que pensaba, para regalarla a un grupo de privilegiados”.

Exportadores, teléfono

En la continuidad de su extenso y duro discurso, Rivara volvió a la carga contra el trigo HB4. “Ya hemos expuesto al Gobierno a los problemas comerciales que podría ocasionar el trigo transgénico. Como no es aceptado por los compradores externos, cualquier contaminación, hasta la no voluntaria, podría originar el rechazo del trigo de origen argentino, lo que implicaría una inevitable caída de su precio y el desprestigio para el país”, planteó.

“En dicho caso ¿quiénes se harán cargo de los costos ocasionados?”, se preguntó.

El segundo tema comercial que puso sobre la mesa fue “la necesidad de preservar las condiciones de transparencia, competencia, eficiencia y equidad que debe tener el mercado de granos”. Y ahí la mira estuvo dirigida a los exportadores.

“Lamentablemente en los últimos años se advierte una tendencia a consagrar situaciones distorsivas impuestas por los compradores finales. La exportación ha roto una norma histórica, que era que el exportador siempre pagaba con el tipo de cambio que cobraba. Es inadmisible lo que ha pasado desde diciembre hasta acá donde este sector se ha apropiado de una renta que no le corresponde”, advirtió.

“Se lo hemos reclamado al presidente de CIARA – CEC, pero nos gustaría escuchar las palabras de los presidentes de las empresas exportadoras justificando su actitud”, dijo.

En tanto, siguió con las preguntas críticas. “¿Alguien puede explicar por qué, en las operaciones con mercadería conforme o la enviada a fijar meses atrás, los exportadores pagan el 97,5% de contado y el 2,5% restante a 30 días sin ajustes ni intereses?”.

Y manifestó que este año “la exportación en Bahía Blanca se queda por 30 días gratis con el 5% del valor del trigo. Esos mismos compradores, cuando compran en el Matba/Rofex, pagan el 100% al contado”.

Compartí esta noticia en: